13 de noviembre del 2018
Foto AFP
24 de Enero de 2013
Por:

Un comentario sobre el artículo “Cuando las mujeres no podían votar”, el más reciente texto de Daniel Samper Pizano aparecido en REVISTA CREDENCIAL.

Por Angel Vera
Diario El Mercurio. Cuenca, Ecuador.

Ecuador: ¿pionero del voto femenino?

He leído con interés el artículo de Daniel Samper Pizano sobre el voto femenino, pero quisiera compartir el dato de que la pionera del voto femenino latinoamericano es ecuatoriana.

Se llamaba Matilde Hidalgo; era médica: estudió contra viento y marea, con la hostilidad de su pueblo, Loja, en un colegio de hombres, donde finalmente logró graduarse de bachiller. Rechazada en la Universidad de Quito, fue admitida en la de Cuenca, en 1914. Graduada, cuando su marido ejercía de abogado en la ciudad de Machala, en 1924, se presentó un buen día en la fila de electores para inscribirse. 

“¿Una mujer? ¿Y en qué parte de la ley dice que las mujeres no pueden votar?”, preguntó la doctora. Elevado el caso a consulta del Consejo de Estado, la respuesta llegó inapelable y clara: el derecho al voto era de todos, así que la doctora Matilde pudo votar y se salió con la suya. 

En 1941 sería electa la primera diputada en la historia del país; luego vino la primera diputada en  una asamblea constituyente (Nela Martínez, del Partido Socialista, 1945). Pero antes, y estoy dispuesto a jugármela, la primera candidata mujer a una elección presidencial en la historia del mundo, (permítanme el chauvinismo) es ecuatoriana.

Se llamaba Hipatia Cárdenas: intelectual, poeta, periodista. Tuvo la valentía de presentarse por su propia cuenta y riesgo a las elecciones presidenciales de 1932. Obtuvo un solo voto. Tengo los memoriales de las actas del Congreso Nacional con la contabilidad de los sufragios, donde consta el dato.