20 de agosto del 2017
YouTube
13 de Marzo de 2017
Por:
Catalina Barrera

Un pájaro tratando de escapar, eso parece Louis, un hombre que ha huido por 12 años y aún parece encerrado. Gaspard Ulliel protagoniza el filme que ganó el Gran Premio del Jurado en Cannes.

"Tan solo el fin del mundo", el largometraje histérico de Xavier Dolan

Un hombre quebrado por la decisión de abandonar a su familia para seguir su vida. Una familia fragmentada por ese abandono. Una noticia que basta para cambiar el rumbo de ambos. Esa es la propuesta de Solo el fin del mundo, un largometraje del actor y director canadiense Xavier Dolan. La película, ganadora del Gran Premio del Jurado en la pasada edición del Festival de Cannes, es protagonizada por Gaspard Ulliel, quien interpreta a Louis, un escritor que regresa a casa luego de 12 años de ausencia. Pero no lo hace para anunciar un matrimonio, un hijo o un ascenso. Vuelve para anunciar que se va a morir.

 

Del otro lado de la puerta, a la espera de un hijo perdido, están su madre, su hermana, su hermano y su cuñada. Los cinco son la representación de los diferentes roles que pueden existir dentro de una familia o en cualquier entorno. El actor Vincent Cassel encarna al hermano marchito, opresor y egoísta, un hombre que tuvo pero no quiso reemplazar al padre ausente. Marion Cotillard a una vigorosa mujer que da las pausas necesarias al diálogo incesante de la película. Luego de su recordada interpretación de Édith Piaf en La vida en rosa (2007), Cotillard vuelve como la cuota de belleza frágil y sumisa de una esposa relegada. Sin embargo, es la única que se atreve a actuar con más coherencia que el resto.

 

Nathalie Baye y Léa Seydoux hacen las veces de madre e hija, quienes, compartiendo el dolor, gritan, lloran, abrazan, vuelven a llorar y se resignan. A Léa ya la conocía el mundo del séptimo arte como Emma, en La vida de Adele, personaje con el que ganó en Cannes. Ahora hace el papel de Suzanne. En manos de Xolan, Léa resucita la rebeldía de los jóvenes sumidos en la droga que tratan de escapar de la miseria de sus familias. Nathalie es la madre que agradece por una reunión familiar infructuosa, una que espera tenga próxima vez.

 

La película está inspirada en la obra Tan solo el fin del mundo, del dramaturgo Jean-Luc Lagarce, una pieza teatral publicada en 1990. Dolan, de 27 años, se atrevió a disgregar una obra hecha para las tablas y así convertirla en una historia rica en planos cerrados y un manejo de luces que nos hace contener la respiración. Algo que solo se logra con la belleza del séptimo arte.

 

La película adornará las carteleras de cine en Colombia desde el próximo 23 de marzo. 

 

Trailer: