11 de diciembre del 2018
31 de Agosto de 2018
Por:
Mario Alcalá

Llega a las carteleras la película de acción que colapsó el tráfico de la capital del país durante su rodaje.

'Milla 22', hecha en Colombia

Hasta hace un par de décadas, cuando narcotraficantes carteles colombianos eran los villanos de turno en las producciones de acción, made in Hollywood, los grandes estudios trataban de recrear las calles y la arquitectura de Bogotá, en otras latitudes, debido a que la convulsionada situación de orden público que se vivía en Colombia, precisamente causada por esos personajes que se pretendía versionar en la pantalla grande, alejaban cualquier posibilidad de que las cámaras y las grandes estrellas del cine pisaran nuestro suelo. A esto también se le sumaba la fuerte legislación existente en esos tiempos, que no brindaba ningún tipo de beneficio económico a los realizadores por filmar en territorio nacional.

Dentro de ese intento por plasmar a Bogotá, aparecen dos largometrajes que, vistos hoy día o incluso en su momento, resultan risibles por el modo pintoresco en que se mostró a la ciudad: Clear and Present Danger, de 1994, y Colombiana, de 2011. Hoy, lo que resulta paradójico es que sea normal rodar superproducciones en la capital de los colombianos, pero que no se hable de Bogotá como tal.

Y eso es lo que sucede con el filme Milla 22: El escape, una cinta con el ribete y las credenciales del cine de acción de Hollywood, que se rodó en las propias calles bogotanas, incluyendo la carrera 7ª, la calle 26, el Centro Internacional, el Centro Financiero y los bloques de apartamentos cercanos a la carrera 30 con avenida 19. La ciudad presentada en la historia está localizada en el sudeste asiático, y es la capital de un país regido por una tiranía. Pese a que sus habitantes tienen marcados rasgos orientales, el espectador podrá notar, sin hacer un analítico esfuerzo, los buses azules del SITP, los rojos de TransMilenio, las fotocopias de Argos y las medicinas de La Rebaja, entre otros.

En este atípico escenario, se desarrolla una retorcida trama donde el gobierno de Estados Unidos debe enfrentar una peligrosa amenaza terrorista de varias capas, porque a ciencia cierta los protagonistas no saben muy bien a qué se enfrentan, pero para eso existe una unidad llamada “Overwatch”, un cuerpo élite de combatientes, que resulta ser la última y la más temida alternativa para la solución de problemas.

Con Milla 22: El escape, tenemos esa clase de cintas que tratan de disimular, con su forma, su escaso o nulo fondo. Un exagerado trabajo de edición, generoso en movimientos de cámara y de ángulos, acompaña una floja trama infestada de clichés, que ofrece, entre otras cosas, no agentes dobles, sino triples; hackers que tratan de descifrar sesudos códigos; materiales radiactivos destinados a causar la muerte de miles de personas, y personajes marcados por un pasado traumático, que ven en esta misión una forma de redención. El gancho, por supuesto, es decir que fue filmada en Colombia.

 

Ficha técnica

Título original: Mile 22 (Milla 22: El escape)

Año: 2018, USA

Idiomas: inglés, ruso, indonesio

Duración: 94 minutos

Géneros: acción, drama, suspenso

Director: Peter Berg

Reparto: Mark Wahlberg, John Malkovich, Ronda Rousey, Iko Uwais, Lauren Cohan

 

Calificación (en la escala del 1 al 5): 2