20 de agosto del 2019
29 de Julio de 2019
Por:
Redacción Credencial

El 3 y 4 de agosto llegará a 21 pantallas de Cine Colombia la aplaudida obra de teatro dirigida por Jeremy Herrin, Todos eran mis hijos. 

Todos eran mis hijos: un clásico del teatro estadounidense

Todos eran mis hijos es un drama familiar de la postguerra donde, una vez más, el fantasma del sueño americano se pone en tela de juicio. La puesta en escena del Old Vic londinense tiene como protagonista a la dos veces ganadora del Oscar, Sally Field (Steel Magnolias; Brothers & Sisters), y al actor Bill Pullman (The Sinner; Independence Day) quienes se ponen al servicio del director Jeremy Herrin, para contar una historia del siglo pasado que consolida su diálogo con el presente.

 

La obra ubica a los espectadores en los Estados Unidos de 1947, para narrar la historia de Joe y Kate Miller, un matrimonio feliz, a pesar de haber vivido decisiones difíciles y duros golpes. Juntos construyeron su casa, criaron dos hijos y crearon un negocio próspero. Pero sus vidas, ya ensombrecidas por la pérdida de su hijo mayor en la guerra, están a punto de estallar. La culpabilidad de Joe Keller está destinada a alcanzarlo. A pesar de haber sido absuelto por haber vendido equipos defectuosos a las fuerzas armadas de EE.UU., causando la muerte de 21 aviadores, debe enfrentar diariamente a su esposa Kate, quien mantiene la esperanza de vida de su propio hijo piloto, desaparecido en acción pero nunca declarado muerto. Con el regreso de una figura del pasado, largas verdades enterradas son forzadas a salir a la superficie y el precio de su sueño americano queda al descubierto.

 

Todo ocurre en el jardín de la casa de un barrio residencial de clase media-alta, donde ondea la bandera norteamericana. Allí, el carismático padre departe con su hijo Chris, quien quiere casarse con la prometida de su hermano desaparecido. Las luces de Richard Howell y el sonido de Carolyn Downing intensifican una atmósfera cotidiana, aséptica y sin embargo tan perfecta, que cualquier pequeño obstáculo podría derrumbar la calma. Una carpintería teatral cuyo drama se debate pasivamente al interior de los personajes, manteniendo las constantes inquietudes de Miller: los conflictos entre las relaciones de padres e hijos, entre la responsabilidad social e individual, de la negación como alimento de la sociedad capitalista y entre la necesidad de vivir según sólidos principios morales cuando nadie asume las consecuencias de sus actos.

 

  • Boletería:

– Boletas individuales: Desde $17.000 hasta $29.000, según sala y ubicación.
– Boletas de estudiantes*: Desde $10,000 y $20,000, según sala y ubicación. *No aplica en Andino

 

  • ¿Cuándo y dónde? 

​Únicas funciones 3 y 4 de agosto en 21 salas seleccionadas. 

 

  • Salas:

Bogotá: Andino, Unicentro, Avenida Chile,  Gran Estación, Calle 100, Centro Mayor y Centro Chía
Cali: Chipichape y Unicali.

Medellín: Santafé, Viva Envigado y Vizcaya.

Barranquilla: Buenavista.

Bucaramanga: Cacique.

Cartagena: Bocagrande.

Manizales: Fundadores.

Armenia: Portal Quindío.

Pereira: Victoria.

Ibagué: La Estación.

Popayán: Terra Plaza.

Villavivencio: Viva Villavicencio.

 

 

Más información en  www.cinecolombia.com y www.ntlive.nationaltheatre.org.uk