11 de diciembre del 2018
4 de Diciembre de 2018
Por:
Redacción Credencial

Hasta el 15 de diciembre estará en el Teatro Petra la obra Yo no estoy loca, escrita y dirigida por Fabio Rubiano. Esta puesta en escena se plantea el interrogante de qué  pasa en la vida de una mujer cuando decide no seguir los estereotipos sociales.

¿Será que las mujeres están locas?

La sociedad se ha planteado una linea divisoria entre lo que deben ser y hacer los hombres y las mujeres, en resumidas cuentas, ha creado unos muy marcados rolesde género a lo largo de la historia. ¿Qué significa eso? Los estereotipos de género son el conjunto de ideas preconcebidas usadas para explicar el comportamiento masculino y femenino en el trabajo, la familia, el espacio público y, sobretodo, la interacción entre sí. De esta forma, hay ciertas cosas que aparentemente no están bien vistas en cada caso. Estos comportamientos se incorporan a través del aprendizaje en la socialización. 

 

Tradicionalmente el rol de la mujer estaba enfocado en los quehaceres de la casa. La figura femenina se entendía como una propiedad más del hombre, bien fuera del padre o del esposo. Hoy, gracias a la evolución social, los papeles han cambiado. 

 

El escritor colombiano Fabio Rubiano se inspiró precisamente en ese juego de roles y con su obra Yo no estoy loca, interpretada por la actriz Marcela Valencia, intenta recrear de manera jocosa cómo es la vida de casi 15 mujeres a las que llaman locas por reaccionar a situaciones cotidianas de forma distinta a la que todo el mundo espera. 

 

La muestra es inspirada en hechos reales y narra a través de la arte dramático la historia de una mujer que se sale de lo tradicional, es decir, una mujer que no deja pasar las cosas, que no se queda callada y que no soporta lo que normativamente debería soportar.  En esta ocasión, la actriz despliega todo su talento para interpretar a cerca de quince personajes, y llevar al público a través de diferentes situaciones y espacios.

 

Una mujer entra a su casa y encuentra a su esposo acostado con otra mujer.  Los amantes se sorprenden, la esposa no dice nada, no hace escándalo; al contrario, como traía el mercado para una cena sorpresa los invita a comer: a su esposo y a la amante de él.  Lo primero que se dicen al saber de la reacción de la esposa es: “Está loca”. Lo dirán los amigos, las amigas, los familiares, su propio esposo y la amante de su esposo. Pero, no solo en esta situación se lo dirán, también, y varias veces al día, se lo manifestarán:  por exigir sus derechos, por no ser dócil, por discutir, por decidir sobre sus gustos sexuales, por decir “no”, por alzar la voz, por decir la verdad y, obviamente, por pelear.

 

“Esto lo logramos a través de mucho trabajo y ensayos, cuento con una dirección muy acertada por parte de Fabio Rubiano”, afirma Marcela Valencia. Yo no estoy loca es una historia que juega con los tiempos, que van y vuelven, pero que se decodifican fácilmente.

 

Esta obra en el Teatro Petra desde el 15 de noviembre al 15 de diciembre.

 

Funciones :

Miércoles a viernes a las 8:00 p.m.

Sábado a las 6:00 p.m. y 8:30 p.m.

 

Boletería:

- General x obra: $44.000

- Estudiantes, maestros, adultos mayores, fuerzas armadas y personas con discapacidad: $35.000

 

Más información en www.teatropetra.com