18 de octubre del 2019
Cuando empezó la banda, la situación en México no tenía las ventajas que tiene ahora. Fotos: Archivo particular
20 de Enero de 2014
Por:

Provenientes de Cuernavaca, este grupo de jóvenes llegó a Ciudad de México con la plena convicción de que su futuro se encontraba en la música. La creación de esta banda de rock se hizo realidad en 1997 cuando Beto, Chucho, Sergio y Ángel empezaron a darse a conocer tocando en sitios pequeños y cerrados. En 2001, lanzaron su primer trabajo discográfico. 

Zoé: Unos mexicanos con corazón colombiano

Prográmaton
Universal Music
$34.900

Prográmaton, su más reciente disco, según sus integrantes, llega en el mejor momento de su trayectoria, aquella en la que, como puede verse en la carátula del disco, buscan tomarse la vida como un juego. Estos mexicanos estarán en la próxima versión del Festival Estéreo Picnic 2014 que se realizará en abril, en Bogotá.

¿Artísticamente, quienes los motivaron e inspiraron para la creación de la agrupación?
Tenemos muchas influencias y muy variadas. Desde la música que escuchábamos cuando niños hasta la de nuestra adolescencia. Oíamos lo que nos ponían nuestros papás como Los Beatles, los Rolling Stones , Jimi Hendrix, etc. Pero algo que influenció de manera importante a la banda fue que había una oleada de música electrónica con Chemical Brothers y Daft Punk, a quienes admirábamos, porque era un género que mezclaba muy bien el rock. Para nosotros fue muy interesante incorporar ese tipo de cosas en el primer disco.

Para Zoé, meterse en la industria no fue fácil. ¿Qué recuerda de esos inicios?
Cuando empezó la banda, la situación en México no tenía las ventajas que tiene ahora. Los foros eran muy pequeños. Había dos o tres sitios en todo el Distrito Federal para tocar rock formalmente y había una infraestructura bastante arcaica con malos equipos y estudios pequeños. Se tocaba poco y no había mucha asistencia de la gente.

Pero finalmente se lanzó el disco homónimo, el debut para ustedes
Sí, hace 13 años. Fue un disco que hicimos de manera autogestiva. Lo hicimos de forma independiente, porque no teníamos opción. Entonces conseguimos un financiamiento con un amigo, un estudio bastante básico y ahí grabamos sin productor. Como dicen en México “como dios nos dio a entender”. 
Tardamos ocho meses en terminarlo y con nuestra poca experiencia, se puede decir que se trató, en parte, de una realización a prueba y error, era grabar e ir viendo cómo sonaba y tratar de sacar un resultado, no teníamos los recursos ni la experiencia ni el apoyo. Con esta tracking, fuimos a mezclar el disco a Londres con Phil Vinall.

¿Qué hace que la banda siga vigente y se destaque pese a la competencia que hay en la industria?
La honestidad artística y musical. Eso es lo más importante para nosotros. Del día uno de la formación de la banda hasta hoy sigue intacta esta honestidad. Respetamos mucho nuestro trabajo y ese es nuestro pilar. Hacer música desde adentro, desde el corazón y con la máxima calidad. 

¿Qué significó para la agrupación la experiencia de compartir gira con Gustavo Cerati?
Fue entre 2007 y 2008. Para nosotros fue un momento muy importante. Él y su banda, en diferentes etapas, son sin duda los representantes más importantes de la música rock en toda Latinoamérica. Fue increíble que un ídolo compartiera escenario con nosotros. Tenemos los mejores recuerdos y, sobre todo, dejando a un lado lo emocional, fue un gran aprendizaje para todos.

Colombia fue el primer país extranjero en el que recibieron Disco de oro. ¿A qué le atribuyen la acogida que mantienen en el país?
Estamos buscando dejar de segmentar un poco los países. Hay que tener en cuenta que todos estamos de acuerdo con que la música es un lenguaje universal. Se puede escuchar una banda cuyo idioma desconoces y ser feliz con esta. Colombia es un país muy receptivo y hay mucha compatibilidad.

¿Cómo fue la producción de Prográmaton?
Fue una elaboración bastante similar a la de los anteriores trabajos. Cuenta con 11 canciones y creo que tuvimos todos los recursos y la planeación necesaria para hacer un disco de mucha calidad. Pensamos que logramos el mejor proyecto de la carrera de la banda. Trae una experiencia acumulada de años, además tuvimos la oportunidad de acumular muchos instrumentos y cosas que nos sirvieron para tener un abanico de opciones para cada cosa. Fue hacer el disco de la manera más cómoda e ilimitada. 

La canción ‘Cámara lenta’ que hace parte de este disco se desarrolla en un bar de Bogotá. ¿Por qué se escogió esta locación para contar la historia?
El país latinoamericano que más frecuentamos es Colombia. Esta canción relata una pequeña historia de amor de un pequeño momento de vivir en Bogotá. Tenemos la seguridad de que muchos en el país se identificarán con la canción, y nosotros, como extranjeros que hemos estado aquí, en Bogotá, nos reflejamos.

The Killers
Direct hits

Universal Music
$34.900

La banda de rock y punk estadounidense, influenciada por los sonidos de los años ochenta, lanza un disco en el que recopila sus más importantes canciones desde 2003 y añade otras dos inéditas, como la culminación de una etapa y el inicio de otra.

 

 

Laura Pausini
Grandes éxitos

Warner Music
$37.500

Varios son los éxitos que la cantante y compositora ha acumulado a lo largo de sus 20 años de carrera. Por esa razón, sus más conocidas canciones llegan nuevamente, pero también en compañía de otros grandes artistas de la talla de Marc Anthony, Alejandro Sanz, Andrea Bocelli, Kylie Minogue, entre otros. Las letras y melodías de la italiana suenan muy bien al lado de ellos.

 

 

Robbie Williams
Swings both ways

Universal Music
$ 34.900

Dúos con artistas excepcionales como Lilly Allen, Kelly Clarkson y Michael Bublé hacen parte del más reciente trabajo discográfico del artista británico, que cuenta con temas del pasado e inéditos del swing. Es un gusto escuchar las 13 canciones de principio a fin.