15 de diciembre del 2017
Creative Commons | Vista aérea del puerto de Apra en la isla de Guam.
10 de Agosto de 2017
Por:
Catalina Barrera

La inocente Guam terminó metida en el medio de la refriega entre Kim Jong-un y Donald Trump. ¿Cuál ha sido el papel de esta isla en la historia reciente?

¿Y por qué a mí?

El presidente norcoreano Kim Jong-un aseguró el pasado 10 de agosto que uno de sus principales objetivos nucleares sería Guam. ¿Y por qué Guam? Bueno, porque la isla, ubicada en la región occidental del océano Pacífico con una superficie de 543 kilómetros cuadrados­, ha sido clave en la política estadounidense. Se trata de uno de los 17 territorios no autónomos que pertenecen a Washington. También es denominada territorio no incorporado, es decir, que no forma parte del territorio nacional de los Estados Unidos aun cuando está bajo su soberanía. Sin embargo, la isla depende en buena medida de los aportes presupuestales del Pentágono.

 

Guam está más cerca de Japón y Corea del Sur que de Estados Unidos. La mayoría de su población es de origen melanesio. Según el último censo realizado en julio de 2015, la región tiene 161.785 habitantes. Casi todos viven en situación de pobreza y pagan un alto precio por la sustitución de alimentos tradicionales por alimentos importados. Según la Organización Mundial de la Salud, Guam tiene una de las tasas de obesidad más altas del mundo.

 

La isla también ha sido el hogar de los militares retirados. Incluso, en 1998 el Departamento de Defensa de los Estados Unidos abrió escuelas para los hijos de militares. Hasta el 2000, las escuelas tenían una capacidad para 2.500 estudiantes. Para ese mismo año, la educación en la isla se convirtió en pública haciendo que más de 32.000 jóvenes asistieran a las aulas.

 

Aunque la principal actividad económica sea el turismo, Guam no tiene una gran estructura para tal fin. Las playas son de difícil acceso y un tercio de la isla ha sido destinada para la instalación de bases militares. Por eso es considerada como un punto estratégico para el ataque nuclear. El territorio alberga tres submarinos de propulsión nuclear y un barco para logística y tareas de abastecimiento. Durante la guerra de Vietnam, la isla jugó un papel importante como base de suministros.

 

Según el portavoz de la agencia norcoreana KCNA, el Ejército de ese país está estudiando “un plan operativo para un fuego envolvente en torno a Guam con misiles de alcance medio-largo Hwasong-12 con el objetivo de contener las principales bases estratégicas de Estados Unidos en la isla, incluida la Base Aérea de Anderson". El cohete balístico Hwasong-12 tiene un alcance estimado de entre 3.500 y 6.000 kilómetros, distancia suficiente para alcanzar la isla.

 

El plan de ataque contra la isla de Guam, según el comandante de las Fuerzas Estratégicas norcoreanas, Kim Rak-Gyom, estará listo para mediados de agosto. En esa fecha se le informará al comandante en jefe, Kim Jong-un, para esperar la orden de ataque.