23 de septiembre del 2019
Revista 'Time'
20 de Julio de 2018
Por:
Redacción Credencial

Fusionar los rostros de Donald Trump y Vladimir Putin fue la idea que utilizó la revista estadounidense para poner en tela de juicio los resultados que dejó la cumbre entre los mandatarios el pasado 16 de julio en Helsinki.

Time eleva la temperatura en la Casa Blanca con su última portada

Dos horas a puerta cerrada y una más frente a la prensa bastaron para que el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y el de Rusia, Vladimir Putin, causaran indignación en el país norteamericano. Desde los medios de comunicación hasta los mismos republicanos, como los legisladores Paul Ryan, Steve Scalise y Mitch McConnell, por nombrar algunos, criticaron con severidad a Trump por negarse a señalar a Putin por la interferencia en las elecciones de 2016 y  hasta por argumentar que la tensión entre ambas partes era producto de haber "cometido algunos errores".

El encuentro dio lugar a cientos de críticas que se esparcieron rápidamente por las redes sociales. Dos días después del encuentro, el pasado 18 de julio, Trump publicó en su cuenta personal de Twitter: “The meeting between President Putin and myself was a great success, except in the Fake News Media!” (El encuentro entre el Presidente Putin y yo fue un gran éxito, ¡excepto en las noticias falsas de los medios!), como respuesta a los señalamientos  en su contra.

A raíz del escándalo, la revista Time se sumó a los medios de comunicación que reprocharon la cumbre entre los dos mandatarios. La portada del semanario, que salió a la luz este 19 de julio, usó la fusión fotográfica de los rostros de Putin y Trump, para acompañar al artículo escrito por Brian Bennett quien tituló para este número: "The Summit Crisis" (La crisis de la cumbre)”.

El diseño, que estuvo en manos de la artista visual Nancy Burson, refleja el estado actual de la política exterior estadounidense, según explicó el medio. Y a tan solo un día de su publicación, la polémica portada ya suma más de 26 mil favoritos y 16 mil ‘retuits’ en Twitter y más de un millón de reproducciones en Instagram.

Al respecto, el actual mandatario de los Estados Unidos no se ha pronunciado, sin embargo, ha hecho menciones repetitivas alegando el uso de “Fake news” (noticias falsas) durante los últimos días.