15 de diciembre del 2017
Archivo Particular
6 de Diciembre de 2017
Por:
Ana Catalina Baldrich

El exagente del FBI Vince Pankoke nos contó por qué salió de su retiro para emprender la investigación, que puede ser la más frustrante pero la más significativa de su carrera.

¿Quién traicionó a Ana Frank?

Vince Pankoke no tiene dudas. Si consigue resolver el misterio sobre lo que condujo al arresto de Ana Frank y su familia, esto sería lo más significativo de su carrera. Dice que, luego de reflexionar sobre todos los casos en los que trabajó, a veces se pregunta si realmente alguno hizo una diferencia para el mundo. Pero tiene la certeza de que esta vez será distinto. Este caso sí marcará una diferencia.

Cuando Pankoke comenzó a trabajar, fue asignado a una pequeña oficina, con solo tres hombres, en el oeste de Wisconsin, Estados Unidos. Durante cuatro años fue responsable de investigar toda clase de crímenes federales. Con el tiempo, su experiencia y dedicación lo llevaron a liderar una lucha contra lo que, por años, centró la atención de las investigaciones del FBI: el narcotráfico. “En 1992 fui transferido a la oficina de campo en Miami y asignado al escuadrón que se dedicaba a la investigación del narcotráfico colombiano”. Dice que en esa época perfeccionó sus habilidades para manejar casos importantes y que fue el responsable de dirigir complejas operaciones encubiertas que se apoyaban en interceptaciones telefónicas. De hecho, sus investigaciones sobre el cartel del norte del Valle le significaron una medalla otorgada por el Gobierno colombiano.

Sin embargo, las prioridades de la oficina del FBI dieron un viraje con los atentados del 11 de septiembre de 2001. La atención pasó del narcotráfico al terrorismo. “Mi escuadrón fue disuelto y me transfirieron a un grupo encubierto. Pasé los últimos 12 años de mi carrera envuelto en operaciones encubiertas, involucrado en todas las formas de violación criminal imaginables”.

 

 

*Foto Paul Fleming | Cortesía Cold Case Diary. 

De vuelta al ruedo

En 2014, Pankoke cumplió 57 años ─la edad de jubilación obligatoria para empleados del FBI─ y se despidió de 27 años de servicio para el Buró Federal de Investigaciones​ de Estados Unidos. Pero los días de descanso en el sur de Florida duraron poco. Una llamada de un antiguo colega holandés lo animó a volver al ‘ruedo’. Su amigo quería que liderara la investigación de uno de los casos fríos más famosos y antiguos de la historia: ¿Quién delató a Ana Frank?

“Por supuesto que estaba familiarizado con Ana Frank, había leído su diario cuando estaba en secundaria. Aunque solo durante un viaje que hice en 2005 a Ámsterdam supe que la causa para su arresto nunca se había resuelto”, dice Pankoke. Revisó las investigaciones oficiales, que se habían hecho entre 1947 y 1963, leyó la literatura que existía sobre el arresto… y aceptó el reto.

“Rápidamente llegué a la conclusión de que las investigaciones eran incompletas y se centraban principalmente en un solo sospechoso. De la misma manera, los trabajos de varios autores e investigadores no indagaban sobre la causa que originó el arresto”.

A pesar de que quien contactó al exagente fue un colega, lo cierto es que la idea de iniciar la investigación sobre las circunstancias que rodearon el arresto de Ana Frank y las otras siete personas que convivieron con ella, escondidos durante más de dos años, fue del cineasta y productor holandés Thijs Bayens, quien acudió a la Policía Nacional Holandesa para solicitar que le recomendaran a alguien para liderar un equipo de investigación de un caso frío.

El caso abierto más antiguo de la Historia

El de la niña judía que emigró junto con sus padres, Otto y Edith, y su hermana mayor Margot, desde su natal Alemania a Holanda por cuenta del estallido de la Segunda Guerra Mundial y quien murió a los 15 años en un campo de concentración nazi es una de las más conocidas del mundo. Los detalles sobre cómo, en junio de 1942, la familia Frank se ocultó en un anexo de la empresa de Otto, junto a la familia Van Pels y un amigo llamado Fritz Pfeffer, para permanecer allí más de dos años apoyados por un grupo de “ayudantes” que les llevaban comida y noticias a diario, hacen parte del uno de los libros más famosos de la historia: El diario de Ana Frank. Un cuaderno en el que Ana, con escasos 13 años, describía su cotidianidad y que fue publicado por primera vez en 1947 por su padre, quien sí logró sobrevivir al campo de concentración. Sin embargo, las razones que desataron el allanamiento ─que los nazis hicieron en la mañana del 4 de agosto de 1944─ al edificio en donde estaba el anexo y que terminó con el arresto de todos sus ocupantes no fueron esclarecidas.

En la Holanda de la posguerra tanto la colaboración nazi como la traición se convirtieron en delito. Pero, a pesar de las solicitudes de Otto Frank y los esfuerzos por conocer la verdad, ninguna de las investigaciones lograron pruebas concluyentes en contra del principal sospechoso: Wilhelm van Maaren, un ayudante de almacén de la empresa donde estaba construido el anexo. Desde entonces, y durante los últimos 73 años, muchas han sido las teorías alrededor de este misterio: que fue la señora de la limpieza, que fue un ‘cazajudíos’ que chantajeaba a Otto Frank, que fue la casualidad...

El diario del caso frío

Pankoke se especializó en no dejar huella. Como agente encubierto tenía que ocultar su identidad. De ahí que contestar entrevistas, escribir un diario en internet sobre los avances y solicitar fondos para la investigación le resulten tan extrañas. “Muchas de las pistas que deseamos seguir requerirán una gran cantidad de viajes dentro de Europa, Estados Unidos, Canadá y, posiblemente, Australia. Nuestro presupuesto actual de autofinanciación no cubrirá estos costos de viaje, por tanto hemos incluido un portal de financiación de crowd funding en nuestro sitio web”.

¿Para qué hacer esta investigación?

Puede haber algunos que cuestionen el beneficio de resolver este misterio después de tantos años. A esto digo, ese tiempo no sana los errores de la Historia. Se trata de justicia para las víctimas y el mero paso del tiempo no corrige la injusticia. Sabemos que el genocidio y los crímenes de odio todavía están ocurriendo en el mundo. Siento que es muy importante demostrar a los perpetradores de estos crímenes que no importa cuánto tiempo demore, hay una conciencia mundial que buscará la verdad y nunca olvidará a las víctimas. A pesar de que nuestra investigación se centra en las circunstancias que rodearon el arresto de Ana Frank, su familia, Van Pel y Fritz Pfeffer, también esperamos resolver traiciones de otros judíos escondidos en Holanda durante la guerra. Estas personas pueden no haber ganado el mismo nivel de atención que Ana Frank, pero no son menos importantes.

¿Quiénes forman el equipo?

Aunque somos investigadores expertos, no somos expertos en todo lo relacionado con Ana Frank y el período de la Segunda Guerra Mundial. Por tanto, buscamos a los historiadores, investigadores y analistas más destacados sobre este tema. Estos expertos provienen de la Fundación Ana Frank, el Instituto NIOD para la Documentación de la Guerra, los Archivos Nacionales Holandeses, los Archivos Nacionales de Estados Unidos, el Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos, los archivos de la ciudad de Ámsterdam, un jubilado de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI y la Policía Nacional Holandesa.

¿Cómo será la investigación?

Primero debemos examinar todas las investigaciones previas realizadas por historiadores y autores. Después de hacer esto tendremos una buena idea de dónde hay ‘lagunas’. Luego nos dedicaremos a examinar las teorías y los sospechosos pasados ​​utilizando técnicas de investigación modernas, como la inteligencia artificial, la creación de perfiles, la asistencia pública, la reconstrucción testimonial. Estas nuevas técnicas de investigación proporcionarán nuevos contactos y conexiones que nunca se habían descubierto.

¿Cuándo espera tener una conclusión?

Hemos estimado que la investigación demorará aproximadamente dos años. Llegamos a esta estimación considerando el uso del programa de inteligencia artificial. Elegimos el 75º aniversario del arresto, el 4 de agosto de 2019, como nuestra fecha de conclusión para honrar a las ocho personas que fueron arrestadas en el anexo.

¿Y qué pasará después?

Si tenemos la suerte de determinar qué o quién llevó a la detención de Ana Frank, el equipo de investigación se sentirá satisfecho de haber aclarado uno de los grandes misterios de la Historia. También validará nuestra metodología de investigación, que probablemente se usará como un “mapa de ruta” para investigaciones históricas similares.

 

 

*Publicado en la edición de octubre de 2017.