22 de septiembre del 2019
26 de Marzo de 2018
Por:
Redacción Credencial

REVISTA CREDENCIAL habló con los aspirantes a la Presidencia sobre su programa de gobierno.

Esta es la estrategia en materia de educación de los candidatos presidenciales

PIEDAD CÓRDOBA

En Colombia, la educación de calidad es sólo para unos pocos. La educación universitaria sigue siendo un sueño para la mayoría de jóvenes y otros se tienen que endeudar de por vida a través del Icetex, Vamos a construir un sistema educativo de calidad y gratuito incluso hasta la educación universitaria. Incrementaré el presupuesto que se dedica a educación del actual 3,8% del PIB –claramente insuficiente- hasta el 5%. También aumentaremos el presupuesto para la investigación científica, que hemos dejado en manos del sector privado. ¿De dónde sacaremos el dinero? Obviamente, de esa reforma fiscal de la que hablaba antes, en la que paguen más los que más tienen. En Colombia hay dinero, mucho dinero. Lo que ocurre es que el Estado no lo recoge. Pero Colombia necesita formar talento. No podemos seguir siendo un país extractivista primario. Y el talento se consigue invirtiendo en educación y en investigación.

 

GERMÁN VARGAS LLERAS

Mi mayor apuesta será transformar la calidad, incrementar la cobertura y disminuir la deserción de la educación pública. La educación pasará de representar el 4,5% del PIB al 6%. Vamos a alcanzar cobertura universal para todos los 2’500.000 niños vulnerables menores de cinco años con la estrategia integral ‘de Cero a Siempre’. Duplicaré la jornada única y llevaré a más de 500.000 niños y jóvenes que están por fuera del sistema educativo a los colegios, y, de la mano de los maestros, apoyándolos para su profesionalización y dignificación, innovaremos los currículos para mejorar la calidad de los aprendizajes. Fortaleceré la educación superior con más recursos para las instituciones públicas y ampliaré cobertura con calidad. Crearemos más de 320.000 nuevos cupos para nuestros jóvenes bachilleres en las regiones. Y voy a crear la Superintendencia para la Educación, para asegurar la calidad de la educación y el buen uso de los recursos. El desarrollo de la ciencia es una tarea pendiente. Aumentaremos el presupuesto de investigación de las universidades públicas y prácticamente duplicaremos el presupuesto de Colciencias. 

 

SERGIO FAJARDO

Haremos un pacto nacional por la educación, de manera que todo ciudadano esté pendiente de lo que significa apostarle a la capacidad de nuestra gente como proyecto de país. Con ese pacto, podremos hablar de la financiación de la universidad pública, de la modernización de la infraestructura escolar, de la atención a la primera infancia y de una nueva página en la que los protagonistas no sean los guerrilleros o los paramilitares sino los docentes. Impulsaremos la educación rural con programas pertinentes y el uso y apropiación de la TIC. Desarrollaremos el programa “Jóvenes con Futuro”, para que la población que está a las puertas de la criminalidad y la ilegalidad regrese al mundo de la educación y de la actividad productiva. El sistema de ciencia y tecnología contará con el respaldo político y económico que no ha tenido, mediante una inversión pública y privada que permita alcanzar la meta del 1% del PIB. La polí- tica de ciencia y tecnología y el apoyo al emprendimiento estarán orientados al incremento de la productividad, la innovación y la competitividad. La investigación básica y aplicada se dirigirá a solucionar problemas prioritarios, como la vivienda, la salud, la protección del medio ambiente, al tiempo que impulsará las energías renovables, la industria y el desarrollo rural.

 

HUMBERTO DE LA CALLE

La educación es la mejor inversión que una sociedad puede hacer. El Gobierno ha acertado al asignarle una parte importante del presupuesto al sector educativo, y para mí es una señal de que debemos seguir por este camino. En particular, tenemos que avanzar de manera importante en tres frentes: nuestra primera obligación es la de nivelar la cancha en materia de calidad; fortaleceremos la educación pública media y básica, particularmente en las regiones, donde el Estado históricamente no ha estado presente. En segundo lugar, queremos integrar la formación tecnológica a la educación escolar. Así nuestros jóvenes podrán contribuir con el desarrollo del país apenas terminen el colegio. Tercero, convertiremos el Ministerio de Educación en el Ministerio de la Inteligencia, para fortalecer la tecnología y el desarrollo, y la formación técnica en el exterior. Por último, un pilar muy importante de mi gobierno para el sector educativo será el fortalecimiento de la educación superior. Mantendremos el programa ‘Ser Pilo Paga’, pero haremos las reformas necesarias para darle un nuevo impulso a la universidad pública. También eliminaremos el Icetex y crearemos un fondo de crédito social para que los jóvenes puedan estudiar sus carreras sin que esto les implique empeñar su futuro profesional. El expresidente Alfonso López Pumarejo creó la Universidad Nacional tal y como la conocemos hoy. Su lema era “la revolución en marcha”. Mi lema es “la paz en marcha”, de modo que seguiremos por el camino de fortalecer la educación superior pública.

 

JUAN CARLOS PINZÓN

Subiremos la inversión en educación del 3,7% al 5% del PIB. Eso representa que invertiremos casi 10 billones de pesos adicionales anuales para mejorar la calidad. Fortaleceremos el programa “Todos a Aprender” para atender a 3 millones de niños adicionales y cubrir todas las escuelas públicas. Aseguraremos transporte y alimentación escolar para todos los niños que lo necesiten. Extenderemos la jornada única a todo el territorio, complementándola con la educación técnica y vocacional en los colegios. Ofreceremos educación superior gratis para todos los que se gradúan del colegio y que cumplan con dos condiciones: que hayan sido aceptados a la universidad y que demuestren por su Sisbén que necesitan el apoyo para continuar sus estudios. Para los estudiantes que no cumplan el requisito de bajo puntaje en el Sisbén, ampliaremos las opciones de financiación para la educación superior, de manera que el colombiano bachiller que sea aceptado en las universidades no tenga disculpa financiera para no estudiar. Inyectaremos al sistema de educación superior casi un billón de pesos adicionales a través de un nuevo esquema de seguros y créditos estudiantiles, redefiniendo el portafolio de productos del Icetex y desarrollando el mercado de capitales. Trabajaremos de la mano de la academia y el sector privado. Reforzaremos el apoyo económico a las universidades públicas que presenten un plan de mejoras y busquen avanzar de forma distintiva en su calidad de enseñanza e investigación.

 

IVÁN DUQUE

Debemos trabajar por nivelar la ‘cancha’ de la educación entre los estratos altos y los ciudadanos más vulnerables. Para ello debemos empezar por garantizar una buena nutrición, un niño con hambre no aprende; debemos solucionar el déficit de preescolares de alta calidad en zonas y municipios vulnerables (proponemos construir 1.000) y le apostaremos a la jornada única para todos los estudiantes y a la doble titulación: que los estudiantes salgan con el título de bachiller en una mano, y con el de técnico en la otra. En materia de ciencia y tecnología el primer reto que tenemos es aumentar el gasto, que está hoy en 0,2% del PIB y que debemos llevar al menos al 1% del PIB en los próximos cuatro años. Necesitamos fortalecer las instituciones, el fondo Emprender, el fondo Innpulsa y Colciencias. Debemos también garantizar que los recursos de ciencia y tecnología de las regalías realmente lleguen a proyectos de gran impacto nacional, e incentivar para que las empresas y las universidades aumenten la inversión en ciencia y tecnología y se vinculen con actividades productivas que generan valor agregado. Nosotros estamos proponiendo, por ejemplo, una exención de renta por 5 años a cambio de generación de empleos formales permanentes en nuevas industrias. 

 

GUSTAVO PETRO

La educación colombiana no incentiva la investigación desde la primaria. Se ha centrado en hacer seres humanos competitivos, de ahí el crecimiento del matoneo pero no del trabajo en equipo. Hoy el desarrollo de la investigación en ciencia y tecnología es trabajo en equipo. Hay que desarrollar un cambio de perspectiva de la educación de trabajo en equipo desde el principio. La primera propuesta es la atención integral en primera infancia. La educación en primera infancia es el juego y el arte. Si no hay primera infancia que ame el saber y el trabajo en equipo, no va a haber nada más adelante. No va a haber investigación. El segundo énfasis en el aparato institucional educativo es la educación superior pública y gratuita. El presupuesto de la educación pública va a crecer. Actualmente es de 30 billones. Un 10 por ciento va a la universidad. Si yo quisiera un sistema de educación público y gratuito, en el máximo escenario de costos, tengo que hacer saltar en 16 billones de pesos el presupuesto de educación superior. Sin eso es imposible hacer ciencia y tecnología. El verdadero espacio de la ciencia y tecnología no es Colciencias, sino la universidad. 

 

*La candidata Viviane Morales no respondió.

*Publicado en la edición impresa de febrero de 2018.