20 de agosto del 2017
15 de Marzo de 2017
Por:
Redacción Credencial

Los árbitros le dieron la victoria a Carlos Monzón, pero para muchos aficionados, el ganador fue Rocky Valdés. Juzguen ustedes por sí mismos y digan si el colombiano no mereció mejor suerte en las tarjetas.

 

El día que Valdés retó a Monzón

Carlos Monzón era el campeón mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Rodrigo Valdés era el campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). La unificación del título era, entonces, una obligación. El argentino, quizás el más grande mediano de la historia, se la había pasado huyéndole al combate, como si sospechara la adversidad. El colombiano, en cambio, no sabía qué podía ser más duro que despojar a Bennie Briscoe de su corona, dos años atrás. Así llegaron los retadores al 20 de junio de 1976, al principado de Mónaco, a protagonizar el que muchos especialistas consideraron como la pelea del siglo. Tanto que hasta las celebridades hacían sus propias apuestas. Omar Sharif, la estrella de Doctor Zhivago, se la jugó por Valdés. Alain Dellon, el donjuán del cine del momento, le apostó a Monzón. Hasta ese instante, el púgil argentino, de 33 años, había completado 99 peleas, con 87 victorias, nueve derrotas y tres empates. El cartagenero contaba con 30 años, 57 victorias, tres derrotas y dos empates. Monzón llevaba 10 años sin perder; Valdés, seis. Esto fue lo que sucedió.

 

 

 

 

Un año más tarde, Monzón le dio revancha a Valdés, por la misma época, en el mismo sitio y con las mismas estrellas apostando por sus preferidos. Monzón volvió a ganar.