18 de noviembre del 2019
Fotografía | Filip Bossuyt, License CC-BY-SA
7 de Agosto de 2019
Por:
Ana Catalina Bladrich

El triunfo del colombiano en el Tour de Francia ha despertado el interés en sus condiciones físicas y mentales. Revista Credencial habló con el médico que lo acompañó en sus inicios en el ciclomontañismo.

Egan Bernal, inigualable

El doctor Mauricio Serrano, director médico de Coldeportes y director del programa en Medicina del Deporte de la Universidad Nacional, fue testigo del proceso deportivo de Egan Bernal. Hoy reconoce que, cuando conoció al pedalista hace seis años, los resultados de este último en las pruebas eran difíciles de creer. 

 

  • ¿Cómo conoció a Egan Bernal?

Junto con Gustavo Castro, médico del deporte y ortopedista deportivo, conocimos a Egan Bernal cuando él tenía 16 años y su entrenador de ese entonces, Andrea Bianco, lo llevaba para las evaluaciones y chequeos que se realizaban rutinariamente a todos los deportistas de selecciones nacionales, en el Centro de Alto Rendimiento. En ese tiempo, Egan practicaba ciclomontañismo, por eso conocemos su proceso hasta que ingresó al ciclismo profesional  de ruta.

 

  • Y en ese entonces ¿qué futuro le veía?

Egan tenía, sobre todo, un desarrollo fisiólogico impresionante. Nunca logré entender cómo un ciclomontañista tenía -en las pruebas- resultados superiores a los que obtenían ciclistas profesionales de élite ya mayores. Esto siempre me causó curiosidad, pero nunca llegué a imaginar que podría tener este éxito ya que él estaba en otra modalidad.

 

  • ¿Cómo es ese desarrollo fisiológico del que habla?

Con un peso relativamente muy bajo contra la potencia, él lograba hacer 450 vatios. Esto lo llevaba, en Bogotá, a un consumo máximo de oxígeno de cerca de 80 mililitros por kilogramo por minuto. Eso es muy alto comparado con los reportes generales. Aclaro que es en Bogotá porque a 2.600 metros de altura se presenta una reducción de cerca de un 11 a un 15% del valor que se debe registrar a nivel del mar, lo que era más sorprendente aún. Estos registros nos demostraban que teníamos a un deportista con una potencia relativa de más de 7 vatios por kilo, algo que muy pocos ciclistas –creo que en el mundo– pueden lograr.

 

  • ¿Por eso Egan logró el triunfo por delante de los demás escarabajos colombianos?

Él tiene ciertas características diferentes. Es un poco más alto que el ciclista típico colombiano, y la talla es muy importante en un ciclista de alto rendimiento, ya que esta le confiere una mejor posición en la bicicleta, más ‘aerodinamia’ y un poco de mayor potencia relativa a su peso. Las palancas musculares que se ejercen en los miembros inferiores también son más ventajosas. Estas características le dan más beneficios frente al ciclista típico nuestro, que es un poco más bajito y más liviano.

  • ¿Cuáles son las características óseas de Egan Bernal?

Tres semanas antes del Mundial Juvenil de Ciclomontañismo, en Cota, Egan se fracturó la clavícula. Fue operado por el doctor Castro y pudo competir y ganar ese mundial. Él ha tenido varios accidentes, previos a las grandes vueltas, y es increíble que, a pesar de haber tenido otra fractura en la clavícula y una fractura en el maxilar –una lesión tan compleja para un ciclista porque afecta su proceso de ingesta de alimentos –no haya perdido la forma deportiva y se mantenga siempre en altos niveles de rendimiento.

  • Habla de la importancia de la ingesta de alimentos, ¿cómo debe ser su alimentación para un tour?

Normal. Obviamente ahora tiene en su equipo un programa nutricional totalmente individualizado con algo que se llama la periodización nutricional, y con todo tipo de ayudas nutricionales – lógicamente permitidas y legales– pero no es una alimentación diferente a la de cualquier otro deportista. Eso sí, los ciclistas tienen unos requerimientos calóricos extremadamente altos. A ellos les cuesta mucho consumir las 5.000 a 6.000 calorías diarias necesarias para un tour, esa cantidad de alimento no cabe en el estómago ni alcanza a digerirse, por eso deben utilizar algunos suplementos para evitar deficiencias. Finalmente, después de un tour, ellos pueden perder entre tres y cuatro kilogramos de masa corporal, especialmente de masa magra porque no tienen casi grasa. Un ciclista como él no tiene más allá de un 5 a 6% de grasa corporal, lo que es mínimo.

 
  • ¿Cómo son las condiciones cardiacas de un deportista como Egan?

Para poder tener un consumo de oxíge

no tan alto, se requiere tener un corazón extremadamente grande, al que llamamos corazón de atleta. Este late muy despacio porque sus volúmenes son muy grandes, tienen unas paredes cardiacas muy fuertes y muy gruesas que pueden bombear hasta 160 mililitros de sangre cada vez que laten, comparado con los 80 mililitros que eyecta el corazón de una persona no entrenada. Esto le confiere una mayor ventaja porque el corazón es muy eficiente.



  • ¿La capacidad pulmonar y la oxigenación en sangre influyen en su rendimiento?

Obviamente tiene una cantidad de masa de hemoglobina mucho más alta, de hecho, con valores extremadamente altos: cerca de 17 o 18 gramos por kilo, comparados con los 11 gramos –más o menos– que tendría una persona normal, o los 14 gramos que tendría un deportista de resistencia. Pero, en realidad, lo que hace que Egan logre ganar el Tour de Francia, a su edad, es su madurez mental y la inteligencia deportiva que le permite llegar a donde no solo se llega con músculos, corazón y técnica.

 

  • ¿Qué es la masa de hemoglobina?

La masa de hemoglobina es una nueva técnica que se usa en algunas partes del mundo. En Colombia, la medimos con la ayuda de especialistas de la Universidad Nacional. Lo que hacemos es pesar el contenido total de hemoglobina del 

cuerpo; una persona puede tener 700, 800, 1.000, 1.200 gramos de hemoglobina en su cuerpo y como cada gramo de hemoglobina transporta 1.34 mililitros de oxígeno, sabemos cuánto es la capacidad real de tr

asporte de oxígeno de cada individuo. No todo el mundo tiene la misma masa de hemoglobina. Se llama de masa porque es como si la pesáramos con una técnica de medición, que se implementó en Colombia a través d

e un convenio con Alemania. Lógicamente a mayores niveles de masa de hemoglobina, mayor capacidad de trasporte de oxígeno a los músculos, mayor consumo de oxígeno y mayor rendimiento.

  • ¿Y en qué consiste la inteligencia deportiva?

Para ser deportista, no solamente se necesita tener las habilidades físicas superlativas, porque puede que muchos también las tengan. Se necesita una mente y una inteligencia de ganadores. En mi trabajo de máster, que realicé con el Comité Olímpico Internacional, estudié el talento deportivo colombiano y encontré que los deportistas que lograron el éxito tenían una inteligencia extraordinaria y –sobre todo– inteligencia deportiva. Esta, además de dar habilidad psicomotriz, permite entender y comprender el deporte que se practica y tener habilidades psicológicas, lo que llamamos mentalidad del ganador. Dentro de ellas está el persistir, el deseo de superación, la resiliencia –que es fundamental ya que estos deportistas deben soportar muchas dificultades y siempre están en búsqueda de la perfección–. Estos deportistas no solo saben cómo competir, también saben cómo ganar.

 

  • Se dice que Egan Bernal es un superhombre, ¿es así?

No cualquier deportista gana el Tour de Francia. Eso ya lo hace excepcional. No podría asegurar que es un superhumano, pero sí que está entre los cinco ciclistas con mayor rendimiento del mundo. Eso ya lo ubica en un nivel inigualable. ◆

 

*Publicado en la edición impresa de agosto de 2019.