22 de septiembre del 2018
Foto | Shutterstock
11 de Abril de 2018
Por:
Mauricio Romero

Con el aumento en la calidad de la transmisión por TV, las ayudas dentro del campo, el balón inteligente y las boletas electrónicas con reconocimiento facial, el certamen futbolístico más importante del planeta da un paso gigante.

El Mundial a toda prueba

En 1970 se llevó a cabo la primera transmisión a color de un campeonato mundial de fútbol para todo el planeta. Desde aquel mítico México 70 ha habido transformaciones tecnológicas evidentes, pero nunca como las que ofrecerá el Mundial de Rusia 2018. Salvo, quizás, Sudáfrica 2010, que introdujo la alta definición (HD), y Brasil 2014, que permitió seguirlo desde dispositivos móviles.

El de Rusia, en todo caso, será un campeonato tecnológico por donde se le mire. Empezando por la intervención en el juego mismo. Depuesto Joseph Blatter, quien durante sus casi dos décadas al frente de la Fifa fue muy reacio a los cambios, las oportunidades han aparecido una tras otra. Blatter se opuso rotundamente a que se adoptara la tecnología VAR (sigla en inglés de Video Assistant Referee), con el argumento de que el fútbol debía ser muy “humano” en todos sus aspectos, incluso en el arbitraje, completamente sujeto a errores y subjetividades. Pero las pifias eran difíciles de ocultar –y de tragar–. Los analistas no hacían sino nombrar el gol inglés que no fue gol en la final entre Inglaterra y Alemania, en 1966; el gol (otra vez inglés) que fue y no lo marcaron, en el partido en el que Alemania derrotó a Inglaterra en Sudáfrica 2010; o la famosa “mano de Dios” con la que Maradona marcó el primer gol de Argentina contra Inglaterra (¿otra vez?), en México 86.

Rusia 2018 incorporará tecnologías como el VAR y el asistente de gol, impulsadas por el actual presidente de la Fifa, Gianni Infantino, con las que se espera impartir mayor justicia.

Los siguientes son algunos de los avances para esta cita mundialista.

 

Ayudas en el campo de juego

VAR. La sigla corresponde a Video Assistant Referee (asistencia arbitral por video). Se trata de la posibilidad de que el árbitro principal evalúe por televisión determinadas decisiones que se consideren dudosas. Aunque se utilizará en casos específicos, el sistema no ha estado exento de polémicas, no solo porque hay quienes consideran que cortará el juego de manera drástica, sino porque el VAR no ha resultado ser infalible. En últimas, el árbitro tendrá la última palabra. La Fifa, no obstante, asegura que un argumento a favor es una precisión en las decisiones arbitrales de casi el 99 por ciento.

Son cuatro los casos en que operará el VAR: para ayudar al árbitro a conceder o anular un gol dudoso; confirmar si hay pénal; comprobar la gravedad de una falta para sacar una tarjeta roja, y verificar la identidad de un jugador al que pretende amonestar.

Detección automática de goles. El GLT (Goal Line Technology) consiste en un sistema de cámaras y sensores en la línea de gol, e incluso debajo del césped, que determinan si el balón la ha cruzado, lo que automáticamente determina el tanto.

Una vez la bola sobrepasa en su totalidad la raya de meta, el sistema le envía al juez central una alerta de forma automática e inmediata a un dispositivo portátil (un reloj inteligente, por ejemplo), para que este pueda tomar una decisión acertada o corrobore lo que ya vio. El sistema ya fue utilizado en Brasil 2014.

Transmisión en máxima calidad

Emisión original en 4K o Ultra HD. Las siglas 4K o Ultra HD se refieren a una resolución de cuatro veces la del Full HD (1.080 pixeles), lo que mejora la nitidez y el color, y hace evidentes detalles que antes pasaban inadvertidos.

La compañía estatal rusa Rostec anunció, con el respaldo de la Fifa, que emitirá la señal internacional en 4K. El operador encargado de llevarla a los países de América Latina, incluido Colombia, será DirecTV. Para ver la señal con dicha resolución, el operador debe proveer un decodificador especial, cuyo precio adicional aún no se ha dado a conocer. El usuario debe contar con un televisor 4K.

Como parte de la cobertura, en la mayoría de los 64 partidos se utilizarán más de 30 cámaras ubicadas en diferentes ángulos del campo.

Realidad virtual. DirecTV anunció, además, que ofrecerá opciones de Realidad Virtual (VR) en las que transmitirá videos en 360 grados para algunos partidos y que aprovechará para entrevistas en vivo y para mejorar la experiencia de interacción con las audiencias.

Credenciales inteligentes y seguridad

Fan ID. Mediante este documento de identidad, que incorpora un chip inteligente, los asistentes a los estadios no necesitarán llevar pasaporte u otros documentos, pues un lector los identificará plenamente en los estadios, lo que a su vez evita la suplantación de identidad y podría reducir la reventa de boletas.

El Fan ID permite incluso viajar en tren, metro o autobús sin necesidad de pagar en efectivo.

Reconocimiento facial. Como una medida de seguridad, en los estadios y sitios aledaños a estos, cámaras de alta definición podrán identificar a cada persona, en caso de riñas y mal comportamiento, y para buscar adultos o niños perdidos y hasta personas requeridas por las autoridades.

Los jugadores y el balón

Balón inteligente. El esférico oficial, el Telstar 18, es un homenaje a la esférica de los mundiales 1970 y 1974, e incorporará un chip NFC (para comunicaciones a corta distancia) que transmitirá algunos datos a un sitio web y de allí a los teléfonos móviles de los usuarios. Por ahora, se sabe que se desplegarán contenidos relacionados con la ubicación de cada usuario, y se aclara que no mostrará distancia recorrida por el balón, potencia del disparo y otros datos que serían deseables.

Monitoreo de jugadores. La tecnología EPTS (Electronic Performance & Tracking System) permite hacer un seguimiento de cada jugador y conocer de él, en tiempo real, cuánta distancia ha recorrido, sus pulsaciones y la temperatura corporal, entre otras variables. Estos datos no son públicos, pero sí usados por entrenadores y médicos para vigilar la salud de los deportistas, lo que permite mejorar su desempeño.

Una red más robusta

Internet paralela. El gobierno ruso anunció que dispondrá de protocolos de una red alterna, de tal forma que evite cualquier ataque informático durante el evento. Esta red tendrá sus propias direcciones IP a las que el público en general podrá acceder.

WiFi gratis. Tanto en los estadios como en muchos sitios públicos, los visitantes tendrán acceso a Internet sin costo, de tal forma que puedan comunicarse e interactuar mejor con lo que sucede durante los días del evento.

Estadios de última generación

Kazan Arena. El estadio de Kazan, ciudad en la que se concentrará la Selección Colombia, ofrecerá la pantalla gigante exterior más grande del mundo, con 3.700 metros cuadrados de área visible.

Luzhniki. El estadio moscovita, con capacidad para 81.000 espectadores, alojará el juego inaugural y la final. El techo, cuando se cierra, se convierte en una pantalla gigante que puede verse desde el aire.

Ekaterinburg Arena. Dada su poca capacidad interior, se diseñó una tribuna exterior que aloja a más de 8.000 espectadores, con lo cual pasó de albergar 27.000 a 35.000 personas.

Estadio de San Petersburgo. Con capacidad para casi 70.000 personas y forma de nave espacial, despliega un techo retráctil que le ayuda a mantener una temperatura constante de 15 grados centígrados durante los partidos.

Krasnodar. La pantalla interior de 360 grados y de alta definición que rodea todo el estadio le permite desplegar las alineaciones, las jugadas interesantes, los cambios y las repeticiones de gol.

 

 

*Publicado en la edición impresa de marzo de 2018.