11 de diciembre del 2018

UN ARQUITECTO,UNA OBRA: GABRIEL SERRANO CAMARGO Y EL EDIFICIO ECOPETROL EN BOGOTÁ

Gabriel Serrano Camargo, nacido en 1909, se tituló inicialmente como ingeniero en la Universidad Nacional de Colombia, en 1934. Un año antes, en 1933, se había asociado con el ingeniero José Gómez Pinzón y con el arquitecto Camilo Cuéllar Tamayo para establecer la firma Cuéllar Serrano Gómez, la que desempeñaría un papel significativo en el desarrollo de la arquitectura moderna colombiana por más de medio siglo. El arquitecto Gabriel Largacha Manrique se unió posteriormente a la firma, cuya actividad continúa en el panorama profesional colombiano.

En sus inicios la firma desarrolló proyectos de diversa índole, desde viviendas económicas para el Banco Central Hipotecario hasta la sede del Jockey Club en el Parque de Santander de Bogotá. Gabriel Serrano asumió muy pronto un papel de liderazgo en el impulso a la arquitectura profesional colombiana. Fue miembro fundador de la Sociedad Colombiana de Arquitectos en 1934 y de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional en 1936, donde inició casi inmediatamente su carrera profesoral y donde recibió, en 1949, el título de arquitecto.

Las trayectorias del arquitecto Serrano Camargo y de la firma Cuéllar Serrano Gómez han quedado registradas en varios documentos[1]. En el conjunto de sus obras se aprecia la diversidad de campos de acción: edificios para la administración pública, edificios de oficinas, hospitales, hoteles, clubes, etc., y las innovaciones estructurales en las que participó el ingeniero Doménico Parma. Una de sus obras más destacadas, el aeropuerto internacional Eldorado, fue implacablemente demolido para dar paso a una terminal de arquitectura indefinible. En esa vasta obra, y dada la unidad conceptual y práctica establecida entre los miembros de esta firma, es difícil señalar cuáles proyectos se deben a Gabriel Serrano, o a otros de sus socios. Sin embargo, su impronta se percibe en todas ellas. Fue claro su temprano interés por la arquitectura hospitalaria, entre la que se destacan el Hospital San Carlos, la torre hospitalaria del Hospital de San Juan de Dios, el Hospital de San Ignacio de la Universidad Javeriana, la clínica David Restrepo, la clínica San Pedro Claver y el Hospital Simón Bolívar en Bogotá.

El edificio Ecopetrol de Bogotá es una obra de especial interés. Obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura en la Primera Bienal Colombiana de Arquitectura celebrada en 1962. Está concebido dentro de los lineamientos de un edificio moderno de oficinas, a los que Serrano Camargo añadió componentes singulares. La torre de oficinas se apoya en gruesas columnas de concreto que permiten liberar el primer piso. Los diez pisos superiores son sostenidos por una “fachada portante” (curtain wall) de apoyos más delgados y modularmente ordenados que definen la estética del edificio. En el último piso sobresale un volumen que correspondió a la cafetería de empleados. Este edificio hace hoy parte de los bienes de interés cultural a escala nacional.

 

 

[1] Ver: Serrano Camargo, Rafael. Semblanza de Gabriel Serrano Camargo. Cuaderno Proa No. 2. Bogotá, Ediciones Proa, 1983 y Téllez Castañeda, Germán. Cuéllar Serrano Gómez 1939-1983. Bogotá, Editorial Escala, 1990.