Septiembre de 2016
Por:
Gil Blas y Credencial Historia

¡TEMBLAD!

Cuando los temblores sucesivos de 1917 sembraron el terror en Bogotá y en el país, uno de los poetas bogotanos, que firma con el seudónimo de Helios --¿Delio Servaille? ¿Juan Borda Alcalá? ¿Federico Bravo? ¿Efraim de la Cruz?—escribió unas décimas satíricas que conservan cierta actualidad, y que dicen:

Llegó la hora, señores.

Preparad vuestros “corotos”.
Ya vendrán los terremotos
Después de cien mil temblores.
A temblar, explotadores;
a temblar almas de cieno;
y las que guardáis veneno
en vuestros labios de rosa
y tembláis por cualquier cosa,
ya temblaréis de lo bueno.

♦ ♦ ♦

Tembló ayer el Capitolio
y tembló la Catedral,
y hasta tembló Correal1
y “el melenudo”2 en su solio.
Cuando se apunte en un folio
Del libro de los “tembleques”
Cuántos y cuántos pereques
Últimamente han temblado,
Habrá un déficit pagado
Con sesenta y nueve cheques.

♦ ♦ ♦

Tembló doña Nicolasa
En brazos de don Simón,3
Y se abrió la Concepción
Del Templo en su propia casa.
La abertura no fue escasa:
no más que dos mil pulgadas,
por donde tienen entradas
tres de las Congregaciones,
los capuchinos “barbones”.
El sacristán y las criadas.

♦ ♦ ♦

La de labios de carmín,
La de los blondos cabellos
Y de los áureos destellos
Temblaba en su camarín.
Tembló ayer don Jorge Holguín
Mientras pensaba en las sales,4
y tembló Ramón Zorrales5
y temblaron los bloquistas6
y temblaron los suaristas
y Sonsón y Manizales

♦ ♦ ♦

Temblaron en el infierno
Los liberales y godos,
Y en el cielo el Padre Eterno
Temblequeaba hasta los codos.
El temblor es para todos:
para el déspota tirano,
para el sátrapa inhumano,
para el rico, el pordiosero,
para el caco, el usurero,
para el pueblo soberano.

♦ ♦ ♦

Llegó la hora, señores,
el temblor está a la puerta.
Vivid con la vista abierta
Rojos y conservadores.
Cuando lleguen los albores
De la libertad perdida
a nuestra Patria querida
(que no se sabe ni cuándo),
aun estaréis temblando
entre la Muerte y la Vida.

♦ ♦ ♦

Y pues la vida es la muerte
en este mundo mefítico
en donde el falso político
se saca entera la suerte
y donde el mezquino vierte
sin saber cómo ni cuándo
su baba en el limpio bando,
la suerte entera sacad,
pero antes de eso ¡temblad!…
yo también estoy temblando. 

 

Temblad conmigo, bribones,
Tiranuelos de falsete,
Que nos tenéis en un brete7
A los pobres mansurrones.
Horda siniestra de hampones,
Abortos de la Maldad,
Hoy os predigo, en verdad,
Que en el mundanal desierto
Vuestro honor infesta a muerto…
¡Temblad, bellacos, temblad!

♦ ♦ ♦

Temblad turba de patanes,
De tunos y calandracos,
Temblad partida de cacos…
¡A temblar tocan, rufianes!
Como famélicos canes
los cuerpos despedazad,
las conciencias sujetad,
y de la mundana vid
los racimos exprimid…
pero, ante todo, ¡temblad!

♦ ♦ ♦

Todo tiembla: cielo y tierra.
tiemblan los rematadores
de la renta de licores
y tiembla don Julio Sierra;8
y pues que el temblar aterra
y mucho más al que peque,`
por incivil o pereque,
se quedan todos temblando
mientras pasa el negro Obando
y el Bobo Borda9… tembleque

♦ ♦ ♦

Rezad veinte mil rosarios,
¡oh! Mansos, fieles devotos.
Ya llegan los terremotos
a abrirnos nuestros osarios.
Sacad los devocionarios
Y a San Emigdio implorad
que por Dios, por caridad,
para que cese este infierno,
un temblor tumbe al Gobierno…
¡Rezad, devotos, rezad!

♦ ♦ ♦

Ya se acerca Pedro Nel,10
El gran cacique de Antioquia
Y gamonal de parroquia
A presentar su papel…
Y tiembla Marco Fidel11
Con toda su potestad,
Tiembla toda la ciudad
Y, mirando al infinito,
Dice el sabio Garavito12:
¡Temblad, bellacos, temblad!

(Gil Blas, septiembre 3, 1917)

 

♦ ♦ ♦

1 Salomón Correal, Director general de la Policía
2 El Presidente José Vicente Concha
3 Nicolasa Ibáñez y el Libertador Simón Bolívar
4 Don Jorge Holguín era un reconocido empresario de la explotación de salinas por concesión del Estado.
5 Ramón Rosales, dirigente liberal uribista.
6 Se les decía bloquistas a los miembros del Bloque Liberal, fundado por Rafael Uribe Uribe.
7 Alude a los “bretes” conque, por orden del general Correal, la policía torturaba a los detenidos.
8 Comerciante bogotano.
9 Juan Borda Alcalá, ingenioso periodista bogotano atrapado en la bohemia.
10 Pedro Nel Ospina.
11 Marco Fidel Suárez.
12 El astrónomo y físico José María Garavito Armero.