25 de octubre del 2020
 
Septiembre de 2020
Por :
Juliana Campuzano Botero * Arqueóloga con Maestría en Patrimonio Histórico y Arqueológico y candidata a Doctora en Museología.

SALÓN DEL NUNCA MÁS "UN ESPACIO DOLOROSAMENTE HERMOSO"

En las verdes montañas del oriente antioqueño se encuentra el municipio de Granada, pequeña población de tradición agrícola cuya historia reciente ha sido marcada por la violencia. La guerrilla, los paramilitares, el narcotráfico y las fuerzas armadas se disputaron el control del territorio entre 1998 y el año 2000. Según datos provistos por el Centro Nacional de Memoria Histórica, para finales del 2008 en el municipio se registraban alrededor de 460 víctimas de asesinatos selectivos, 299 desaparecidos, 83 personas víctimas de minas antipersona y un desplazamiento del 60% de la población.

En medio de la guerra, la población se congregó con el fin propiciar eventos de paz. El 30 de agosto de 2007 nació ASOVIDA, organización civil local que busca la restitución de los derechos quebrantados por la violencia e incentivar la memoria como vehículo para la reparación. Sus actividades iniciales estuvieron dedicadas a la capacitación en derechos y al acompañamiento psicosocial de la población por medio de asambleas mensuales. Durante este ejercicio de diálogo, y con el apoyo del personero municipal de aquel entonces, surgió la iniciativa de crear un espacio físico para conservar la memoria de Granada. Luego de varios avatares con la administración municipal, en el año 2009 pudieron abrirse las puertas del Salón del Nunca Más. Este es un espacio reflexión y vida, construido por y con las víctimas para guardar su memoria.

El Salón del Nunca Más presenta una exhibición integrada mayoritariamente por fotografías. Su elemento central es un gran mural compuesto por alrededor de doscientos retratos de las víctimas, a cada uno de los cuales le corresponde una bitácora. Estas consisten en libretas abiertas y en constante construcción, donde pueden inscribirse textos dedicados a las personas representadas. El Salón también cuenta con un espacio consagrado a la historia de Granada.

Para Gloria Ramírez, presidenta de la Asociación ASOVIDA, el Salón del Nunca Más “Es un lugar sagrado, algunos dicen que es un espacio dolorosamente hermoso”. En sus palabras, para los granadinos el Salón es importante porque “están hablando de su pueblo, de su territorio, de su historia” … desde el Salón “estamos aportando a la no repetición de los hechos, porque desafortunadamente el país, o por lo menos quienes nos gobiernan, no están en capacidad de garantizarlo. Entonces es super importante que este espacio exista para concientizar, para sensibilizar, para entender y comprender que la guerra no es un camino para seguir. Que el valor más importante que tenemos los seres humanos es la vida”.

 

Bitácora N.62 [fragmento]

Luis Ricardo Giraldo Noreña (HOMICIDIO)

Hola papito quiero decirte que me haces demasiada falta tú lo sabes quiero que me prometas, que me cuides demasiado para que nunca me pase nada malo, para que me ayudes demasiado y siempre estés junto a mí. Para que ayudes a mama y a todos en el hogar te quiero mucho y tú lo sabes.

Querido amor te sigo queriendo aunque no estés conmigo, aunque te hayas ido te extraño te fuiste para siempre dejándonos un vacio en el alma. Tus hijos te extrañan ´porque ya no estás con nosotros. Te amo.

Transcrito por Jimena Perry

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:

 

1 Marta Inés Villa et al., Granada: memorias de guerra, resistencia y reconstrucción (Bogotá: CNMH-Colciencias-Corporación Región, 2016).

2 Jimena Perry, “History Museums: The Hall of Never Again”, Not Even Past, 15 de abril de 2015, https://notevenpast.org/history-museums-the-hall-of-never-again/