15 de diciembre del 2019
 
Septiembre de 2016
Por:
Credencial Historia

PERSONAJES DEL AÑO, EDICIÓN 175

1907

Santiago Pérez Triana

El 6 de abril de 1907 comenzó la conferencia de paz de La Haya, originada en el deseo de las Naciones de evitar nuevas guerras como la que en 1904 enfrentó a Rusia y a Japón con resultados desastrosos, tanto en pérdida de vidas como en ruina material, que no se habían visto antes en conflicto alguno. La delegación colombiana a La Conferencia de La Haya estaba presidida por don Jorge Holguín, y de ella hacía parte el escritor, poeta y ensayista Santiago Pérez Triana, uno de los colombianos más cultos de su época. El diplomático y humanista argentino Luis María Drago, que presidía la delegación de su país, ocasionó un estremecimiento en la reunión al sostener que “la victoria no da derechos” y que eliminar el cobro coercitivo de las deudas por las naciones poderosas era un principio de paz. El colombiano Santiago Pérez Triana, en un inglés impecable, pronunció un discurso clamoroso en apoyo de la tesis del argentino Drago. El discurso, que provocó opuestas reacciones a favor y en contra, elogiado en Londres y atacado en Bogotá, y colocó en primer plano internacional por algunos meses la figura de Pérez Triana. Mérito suficiente para considerarlo el colombiano más destacado de 1907.

1908

Nemesio Camacho

Aunque su nombre perdura por estar asociado con el estadio de fútbol de Bogotá, Nemesio Camacho fue un político y estadista de suma importancia en los últimos años y en las primeras décadas del siglo XX. Nombrado Ministro de Obras públicas por el presidente Rafael Reyes, ha convertido ese ministerio en uno de los pilares del Gobierno y proyectado un plan de obras que está contribuyendo a la reactivación de la economía y a la transformación del país. La tarea de Nemesio Camacho al frente de las obras públicas ha sido destacada por la prensa con rara unanimidad. La conclusión del ferrocarril de Girardot, que ya completaba veintisiete años de estancamiento, es, entre muchas, la obra más destacada de este año, y el Presidente reyes ha dado a la ejemplar e inteligente laboriosidad de Nemesio Camacho el crédito por tan extraordinaria hazaña de progreso. Les han llovido al Presidente a su ministro miles de mensajes de congratulación de todo el país, y el silbido de la locomotora que llega a Girardot con los primeros pasajeros provenientes de Bogotá no deja duda de que Nemesio Camacho es el personaje colombiano de 1908.

 

1909

Ramón González Valencia

Elegido vicepresidente de la república, como formula de Rafael Reyes, Ramón González Valencia renunció a su cargo en los primeros meses de la administración Reyes (1904-1909) y se pasó a la oposición por no estar de acuerdo con el Presidente y por lealtad con su partido, el conservador. En 1909 González Valencia, como jefe visible del conservatismo, establece con el liberal Nicolás Esguerra un movimiento suprapartidista al que se denomina Unión Republicana, que aspira a reunir en un sólo bando, ni liberal ni conservador, a los distintos elementos que están en contra del Gobierno de Reyes y que buscan elegir en 1910 a un ciudadano que corrija el rumbo marcado al país por el presidente Reyes. La súbita decisión del Presidente de dimitir crea un vacío de poder y deja a la Unión Republicana dueña de la situación. El encargado del Poder Ejecutivo, Jorge Holguín, urge por el pronto nombramiento de un Presidente que complete el período del general Reyes. La Asamblea Constituyente, compuesta de mayoría republicana, teniendo en cuenta que González Valencia no ha sido reemplazado como vicepresidente, lo elige presidente. González Valencia toma posesión el 7 de agosto de 1909, con lo que se destaca como el personaje colombiano de este año.