Izquierda: Gilberto Alzate Avendaño. Centro: María Currea de Aya. Derecha:Alejandro Obregón
Septiembre de 2016
Por:
Credencial Historia

PERSONAJES DEL AÑO (1960 - 1962)

1960

Gilberto Alzate Avendaño

Con el fallecimiento de Gilberto Alzate Avendaño, ocurrido el 26 de noviembre de 1960, pierde el partido conservador una de sus figuras más relevantes, considerado el más seguro sucesor de Alberto Lleras Camargo en la presidencia de la República, dentro del sistema de alternación de los partidos en el mando, establecida por el Frente Nacional desde 1957. Gilberto Alzate habría sido el segundo presidente del Frente Nacional, si la muerte no se le hubiera atravesado en el camino. Político que evolucionó desde las corrientes ideológicas del fascismo, a las democráticas inspiradas en el socialismo cristiano, tuvo un papel fundamental en la oposición al régimen conservador de ultraderecha que gobernó entre 1946 y 1953. Periodista, político, intelectual, escritor de admirable estilo, dueño en el manejo del idioma, Gilberto Alzate Avendaño no vaciló en oponerse a los actos de arbitrariedad y de persecución contra un partido político que no era el suyo. También se opuso en un principio al Frente Nacional por considerarlo antidemocrático, y al morir se perfilaba como el candidato del conservatismo para suceder a Alberto Lleras.

1961

María Currea de Aya

Elegida en 1959 concejal de Bogotá, por su extraordinario trabajo a favor del sufragio femenino durante la década de los cuarenta y primeros años de la de los cincuenta, María Currea de Aya ha sido designada en diciembre de 1960 como “Mujer de las Américas” por decisión de la Organización de Estados Americanos, OEA. Hija de un veterano liberal de los Mil Días, el general Aníbal Currea, doña María Currea Manrique, quien nació en Bogotá el 28 de mayo de 1890, fue desde su infancia un espíritu rebelde y combativo. Estudió en Europa y en los Estados Unidos, cuando a la mujer colombiana le estaban vedados estos privilegios educativos, y se graduó como enfermera en el Presbyterian Hospital de Nueva York, y después obtuvo título de doctora en Filosofía y letras de la Sorbona de París. Participó en la Comisión Interamericana de Mujeres, como representante por Colombia, entre 1938 y 1948, y su actividad incesante a favor de los derechos de la mujer, le valió el título de Mujer de las Américas. Autora de numerosos ensayos sobre los derechos femeninos, doña María Currea de Aya murió en Bogotá el 23 de mayo de 1985, a la edad de 95 años.

1962

Alejandro Obregón

Con su estremecedor óleoViolencia, Alejandro Obregón ha ganado este año el primer premio del Salón Nacional de Artistas. El grande pintor barranquillero, la figura más influyente de su generación en el arte colombiano, ha plasmado en la mujer maltratada de su cuadro, el horror de la violencia que azotó al país en la década anterior. “La sinceridad terrible de Violencia –dice Marta Traba, la crítica inolvidable—procede de esta circunstancia: de que Obregón la pintó porque ya le era inaplazable y necesario hacerlo. Pero si esto explica el patetismo verídico de su cuadro, no incluye la belleza grave y tensa de sus medios para lograrlo. Obregón pintó la mujer yacente en mitad de un gran espacio gris: moduló el gris solemnemente, como oficiando un silencioso rito fúnebre, sin permitirle un solo sonido discordante. Lo apretó en la enorme figura grávida y lo fue desmadejando en el paisaje, hasta que la criatura muerta se integró en esa tristeza general, en esa fatalidad inicua, inexplicable”. 
Violencia fue adquirido por don Hernando Santos Castillo en la suma descomunal de treinta mil pesos, la más alta pagada hasta hoy por un cuadro colombiano.