Izquierda: Jorge Eliécer Gaitán. Centro: Alberto Lleras Camargo. Derecha: Laureano Gómez
Septiembre de 2016
Por:
Credencial Historia

PERSONAJES DEL AÑO (1948 A 1950)

1948

Jorge Eliécer Gaitán

Desde muy joven Jorge Eliécer Gaitán fue una personalidad. Recién egresado del colegio de Araujo, destacó por su oratoria formidable durante la campaña a favor de la candidatura de Guillermo Valencia en 1917 y 1918. Varios artículos suyos aparecidos en los principales diarios de entonces, le ganaron prestigio de pensador. Su tesis de grado Las ideas Socialistas en Colombia (1924) fue acogida con el aplauso de los inteligentes y el temor de los que veían conspiradores bolchevistas en cada esquina. A su regreso de Europa en 1927 Jorge Eliécer Gaitán abogó por las telefonistas en huelga. Elegido Representante por el liberalismo, promovió extraordinarios debates contra el Gobierno a raíz de la matanza de las bananeras, que lo convirtieron en figura nacional. A partir de ahí su papel político tuvo enorme influencia. Asumió posiciones revolucionarias. “Contra las oligarquías a la carga”, el más sonoro y convincente de sus gritos de combate, le ganó el título de “El caudillo del pueblo”. Asesinado el 9 de abril de 1948, la muerte trágica de Jorge Eliécer Gaitán desató la mayor explosión de ira popular que se haya conocido en Colombia.

1949

Alberto Lleras Camargo

Asumió la Presidencia de la República el 7 de agosto de 1945, como Designado, y por renuncia del titular Alfonso López. Ante la derrota de los candidatos liberales Gabriel Turbay y Jorge Eliécer Gaitán, por el conservador Mariano Ospina Pérez, en las presidenciales de 1946, le tocó el penoso deber de liquidar la República Liberal. Al dejar la Presidencia fundó la revista Semana, que revolucionó la forma de hacer periodismo en Colombia. Nombrado Presidente de la Unión Panamericana, residió en Washington, donde organizó la IX Conferencia Panamericana y obtuvo que Bogotá fuera la sede del magno evento continental. Los graves acontecimientos del 9 de abril de 1948 que se precipitaron tras el asesinato del jefe del Partido Liberal Colombiano, Jorge Eliécer Gaitán, y durante el desarrollo de la Conferencia, no impidieron que esta cumpliera el propósito de crear la Organización de los Estados Americanos, OEA, cuyo primer Secretario General fue elegido, por unanimidad de votos de los participantes, Alberto Lleras Camargo, que tomó posesión del cargo en 1949 y lo ejerció con admirable tino hasta 1954.

1950

Laureano Gómez

Lidiador de los buenos desde su juventud, Laureano Gómez se había preparado durante 38 años para ser Presidente de Colombia. Orador elocuentísimo, se desenvolvía en la oposición como el pez en la pecera. Se opuso a los Gobiernos de sus copartidarios José Vicente Concha y Marco Fidel Suárez, contra los cuales hizo causa común con liberales y republicanos. Probó las mieles del poder como ministro de Obras Públicas en el Gobierno de Pedro Nel Ospina y después plantó en el Congreso su campo de batalla. Dirigió un sector del conservatismo que se conoció como “laureanismo”, cuyos seguidores tributaron a su jefe la más rendida idolatría. Arrepentido de sus veleidades juveniles de izquierda, pasó a la derecha combativa y nunca ocultó sus simpatías por las corrientes ideológicas del fascismo y del nacional socialismo. La oposición de Laureano a su antiguo aliado y amigo Alfonso López, lo llevó a propugnar consignas como “hacer invivible la república” mediante “la acción intrépida” y “el atentado personal”. Tuvo un papel estratégico decisivo en el triunfo del conservatismo en 1946. En 1950 fue elegido Presidente, sin adversario.