25 de febrero del 2021
 
Enero de 2021
Por :
Juliana Campuzano Botero * Arqueóloga con Maestría en Patrimonio Histórico y Arqueológico y candidata a Doctora en Museología.

Museo Histórico de El Peñol, resultado de un trabajo comunitario para la salvaguarda de la historia local

A LOS POBLADORES del municipio del Peñol, en el Oriente antioqueño, se les impuso una nueva geografía. El 21 de junio de 1978 su hogar fue inundado por el río Nare para darle paso al desarrollo hidroeléctrico. Gracias al papel activo de la ciudadanía y la Iglesia católica, en un “Contrato Maestro” (12.4.1969) habían quedado plasmados los términos de referencia para la construcción de una nueva cabecera municipal. Desde entonces, sus pobladores escriben otro capítulo de la historia de la localidad.

 

Su memoria no desapareció bajo las aguas, esta ha sido recuperada, guardada y divulgada por sus habitantes, quienes el 18 de mayo de 1996 inauguraron el Museo Histórico del Peñol. Este proyecto fue resultado del Programa de Recuperación de la Memoria Cultural, impulsado por la Fundación Amigos del Museo y el grupo de Vigías de Patrimonio. De manera voluntaria, jóvenes y adultos han construido un espacio museal cuya finalidad, en palabras del coordinador del museo José Nevardo García, ha sido “reafirmar la identidad local; valorar constantemente el territorio y generar una dinamización cultural mediante la reflexión sobre la trascendencia del patrimonio cultural y natural; promoviendo ideas de trasformación social a través de activaciones museográficas”.

 

 

El museo cuenta con cuatro salas de exposición permanente. La Principal o de la Memoria cultural de El Peñol presenta un recorrido fotográfico e ilustrado por el Viejo Peñol, sus procesos sociales y sus personajes. La Sala Arqueológica reúne materiales que evidencian el poblamiento prehispánico de la zona y la Litoteca o Sala de Geología presenta la singularidad geológica del batolito antioqueño y de la icónica Piedra de El Peñol. Finalmente, la Sala Bolivariana congrega una colección de pinturas, esculturas y litografías relacionadas con las ideas educativas y civilistas de Simón Bolívar. Adicionalmente, el museo cuenta con un Pasillo para Exposiciones Temporales, donde regularmente se programan muestras de artistas del municipio y de la región, y una Sala Alterna en el Parque Temático del Viejo Peñol, espacio de exhibición de fotografías y objetos de la vieja cabecera municipal.  

 

En sus 24 años de existencia, el museo ha sido merecedor de varios reconocimientos nacionales e internacionales por su labor como centro cultural y promotor del patrimonio del Oriente antioqueño, tales como los premios “Fénix de América” y “Experiencia Exitosa del Programa Vigías del Patrimonio Cultural en Antioquia”. El trabajo comunitario constante, bajo el liderazgo de su coordinador, ha hecho de este museo un espacio representativo de la comunidad. La organización y el espíritu de servicio de los voluntarios cívicos, han logrado mantener una programación cultural activa e incentivado la apropiación por parte de los públicos. Se han integrando numerosas instituciones públicas y privadas, locales y nacionales en un proyecto de base comunitaria que cree en la importancia de la salvaguarda, divulgación y apropiación de la memoria y el patrimonio cultural como un eje para la transformación social. Tal como reza su lema institucional, ¡Aquí la historia es una dicha!