Isla Múcura. FOTO CARLOS ORTEGA / EL TIEMPO, 2013
Mayo de 2020
Por:
Diana V. Díaz * Historiadora, Universidad de los Andes (Colombia) y Maestra en Historia Antigua, Gazi Üniversitesi (Turquía)

ISLA MÚCURA

En el archipiélago de San Bernardo, en el mar Caribe, se encuentra la isla Múcura, que, con sus aguas cristalinas, playas de arenas blancas y arrecifes coralinos, se ha convertido en un paraíso para turistas. La isla también cumple funciones ecosistémicas esenciales, además de albergar una amplia variedad de especies animales y vegetales. Su valor natural ha dado lugar a que, desde 1977, forme parte —junto con otras islas— del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo.

 

La hermosa isla, que, según la leyenda, se originó de las múcuras con oro que encontraron tres niños y botaron al mar por desconocer el valor de su contenido, enfrenta grandes amenazas. Además de haber sido, en varias ocasiones, el escondite perfecto de delincuentes, Múcura ha tenido que enfrentar problemas económicos, políticos, socioculturales y, en especial, medioambientales. Como muchas veces sucede con los territorios insulares del país, Múcura ha sido víctima del abandono estatal, que se evidencia en la baja calidad de los servicios básicos. Por otro lado, para subsistir, los pobladores de la isla adoptaron prácticas y estrategias que hoy afectan el lugar: tala de manglares, pesca descontrolada de especies, así como extracción de material marino, que degrada los arrecifes coralinos. A esto se suma el turismo masivo, que intensifica los procesos anteriormente señalados, además de imponer una carga ambiental que la isla ya no puede soportar. Asimismo, isla Múcura corre el peligro de desaparecer por el ascenso del nivel del mar, consecuencia del calentamiento global.

 

FOTO JUAN MANUEL VARGAS / EL TIEMPO, 2012. Monumento a la Tranquilidad, Hotel Punta Faro. 

 

 

Este oscuro panorama fue la alarma que despertó a los habitantes de Múcura y al país entero. En efecto, desde hace algunos años se han venido impulsando acciones encaminadas a proteger la isla. Cada vez son más comunes las conversaciones sobre turismo sostenible, educación ambiental, seguridad marítima y políticas de ordenamiento de playas. Por un lado, autoridades estatales y autoridades locales —como los consejos comunitarios— han empezado a entablar diálogos en pro de la protección del ecosistema de la isla. Como resultados de estos diálogos están la política de cierres mensuales del acceso a las playas de la isla y la capacitación de trabajadores sobre el ordenamiento de las mismas. Por otro lado, los habitantes de Múcura han comenzado a tomar el asunto en sus manos y, de esta forma, han empezado a promover actividades de conservación, como la siembra de manglares, y proyectos de sensibilización con los niños de la isla sobre la importancia de proteger el lugar que llaman hogar. De esta manera, Múcura construye un futuro prometedor, guiado por ideales de preservación del medioambiente.  

 

Bibliografía:

 

1 http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/ecoturismo/region-caribe/parque-nacional-natural-corales-del-rosario-y-de-san-bernardo/

2 https://www.elcolombiano.com/historico/isla_mucura_no_tiene_oro_pero_es_rica_en_verdes-ABEC_246116