22 de septiembre del 2019
 
Gustavo Arboleda. Oleo de Delio Ramírez Beltrán. 123 x 89 cm
Septiembre de 2016
Por:
Alonso Valencia Llano

GUSTAVO ARBOLEDA: CRONISTA DE LA HISTORIA POLÍTICA Y SOCIAL

Gustavo Arboleda (Popayán 1881-Cali 1938) fue uno de la principales historiadores colombianos del presente siglo. Su vida intelectual se inició cuando, debido a la guerra de los Mil Días, no pudo finalizar los estudios en la Universidad del Cauca, viéndose obligado a formarse como autodidacta en filosofía, historia y derecho.

Sus primeras actividades laborales se orientaron hacia el periodismo, que ejerció no sólo en periódicos regionales y nacionales, sino también de Ecuador, Chile y Brasil, donde desempeñó representaciones consulares de nuestro país. Precisamente el trabajo periodístico lo acercó a la investigación histórica, cuando escribió Apuntes sobre la imprenta y el periodismo en Popayán (Popayán, 1905) y El Periodismo en el Ecuador. Datos para un estudio (Guayaquil, 1908), que constituyeron los primeros esfuerzos por realizar una historia de esta disciplina.

Aunque su actividad periodística fue sin duda sobresaliente, los aportes más importantes a la cultura nacional los hizo Arboleda en sus trabajos de historia, entre los que destacaríamos Revoluciones locales en Colombia (Popayán, 1907), El Brasil a través de su historia (Bogotá, 1914), Evocaciones de antaño. Mis memorias (Cali, 1926), Compendio de la historia de Colombia (Cali, 1935), César Conto: su vida, su memoria (Cali, 1936). Más que trabajos propiamente históricos, los de Arboleda son crónicas de la historia política y social de Cali, del Cauca Grande y de Colombia. Al menos esto es lo que ocurre con su monumental Historia contemporánea de Colombia (6 volúmenes publicados entre 1918 y 1935) y la Historia de Cali (Cali, 1928), obras donde el autor deja que los documentos expongan la sucesión ordenada de los hechos; en ellas priman los acontecimientos, pero también los detalles y las anécdotas que quedaron plasmados en proclamas, en decretos o en la correspondencia personal pública o privada.

Academia Colombiana de Historia. "Historia Contemporánea de Colombia", 1918.

 

Muchas críticas podrían hacérsele a estos trabajos desde el punto de vista de la teoría y la metodología de la historia, pero una mirada objetiva sobre ellos muestra que ante todo corresponden a un tipo de paradigma historiográfico, el positivista, que abordaba el estudio del pasado en forma genética, de tal forma que considera que la historia está constituida por la sucesión ordenada de los acontecimientos que quedaron plasmados en documentos que, a su vez, funcionaban como prueba. Los desarrollos de la moderna historiografía han llevado a superar esos modelos. Sin embargo, los trabajos historiográficos de Arboleda siguen siendo importantes y fundamentales para quienes quieran abordar el estudio de la historia de Colombia, ya que sin su tesonero trabajo no tendríamos el acervo documental para enfrentar la explicación del pasado.

Pero no toda la obra de Arboleda puede ser clasificada de la misma manera. Importantes artículos explicativos elaborados por él se encuentran en una obra de indudable valor, de la cual fue su principal gestor; el Boletín Histórico del Valle. Esta obra muestra que Arboleda no fue un historiador aislado, sino que a su alrededor giró, a comienzos del presente siglo, un importante movimiento intelectual que se dedicó a explicar el pasado y que permitió consolidar la Academia Vallecaucana de Historia, cuyos miembros abrieron el camino para el desarrollo de la historiografía regional.

Arboleda fue además un importante genealogista, como lo muestran sus obras Diccionario biográfico del Ecuador (Quito, 1911) y el Diccionario biográfico y genealógico del antiguo departamento del Cauca (Bogotá, 1962); esta última es sin duda una de las más importantes obras historiográficas del país, y al contrario de otras obras similares escritas para otras regiones, ella se compone de pequeñas historias que muestran la actividad que desarrollaron los hombres que, de una u otra manera, se comprometieron con la creación de la sociedad, la economía y el Estado regionales. Desde luego, Arboleda no sólo rastrea los personajes que hicieron del Cauca la región más importante del siglo XIX colombiano; también rastrea sus ascendientes y nos ofrece una abundante información sobre las biografías de los más importantes hombres de la colonia. Sobra decir que, sin este trabajo, y debido a las vicisitudes que han sufrido los archivos, hoy sería prácticamente imposible reconstruir las actividades de los más importantes personajes del suroccidente colombiano.