Manuel Carvajal Sinisterra, promotor de las obras sociales de la Fundación Carvajal
Septiembre de 2016
Por:
Alonso Valencia Llano

FUNDACIÓN CARVAJAL

Surgió como una propuesta de líderes del sector privado de Cali, quienes comprendieron que los problemas sociales atañen a todos los sectores de la sociedad. Fue concebida por Manuel Carvajal Sinisterra -uno de los más importantes gestores del desarrollo económico y social del país- y creada por la familia Carvajal en 1961, para que fuera "...órgano de justicia social y de caridad cristiana y expresión de su anhelo de solidaridad en el concierto patrio". Gracias a esta filosofía, la Fundación se convirtió en un mecanismo para compartir con la comunidad el patrimonio de la empresa de los Carvajal, mediante la promoción del cambio y el desarrollo social.

En un principio recibió el nombre de "Fundación Hernando Carvajal B." y buscó involucrar a la comunidad en todos los procesos tendientes a solucionar sus problemas, buscando que fuera actor importante de su mejoramiento, lo que debía hacerse mediante una labor planificada para no caer en la visión asistencialista tradicional.

obras sociales de la Fundación Carvajal

 

El momento en que surge la fundación se puede caracterizar como de una gran convulsión social, pues se vivían las consecuencias de la violencia liberal conservadora y surgían las guerrillas revolucionarias. En Cali, este período se caracterizó por un alto crecimiento demográfico, pues llegaban personas que no estaban preparadas para la vida en la ciudad, llenas de necesidades y penurias, hasta el punto que se llegó a decir que Cali era "el barril de pólvora de Colombia", que "solamente faltaba quién prendiera la mecha". Esta situación fue planteada por monseñor Alberto Uribe Urdaneta, primer arzobispo de Cali, quien en unión con la Fundación desarrolló la idea de los centros parroquiales, que concentraron algunos servicios tales como ayuda espiritual y solución para los problemas básicos de la vida familiar, salud, educación, recreación, economía doméstica, capacitación para el trabajo, reducción de costos de la canasta familiar, etc. El papel de la Fundación consistió en la construcción, dotación y financiamiento de los centros parroquiales en algunas de las zonas más deprimidas de Cali, tales como El Guabal, La Independencia, Andrés Sanín, La Fortaleza, San Carlos y Unión de Vivienda Popular.

Los centros parroquiales dieron paso a los Centros de Servicios Básicos Comunitarios, concebidos por Jaime Carvajal Sinisterra en 1981, cuando el problema humano representado en los asentamientos del distrito de Aguablanca se hacía inmanejable. Aguablanca, unos terrenos inundables cercanos a Cali, se fue poblando de gentes desplazadas por procesos de violencia, por reacomodo urbano o simplemente por quienes veían en Cali una oportunidad de bienestar económico. La Fundación se instaló allí en 1982, mediante la apertura de un banco de materiales de construcción que abarató los costos de la vivienda y frenó la acción de los especuladores; además, en unión del municipio de Cali y de la Universidad del Valle, ayudó con los trámites para la legalización de predios y con el diseño y construcción de las viviendas. Esto dio origen a la Unidad Estratégica de Vivienda y Medio Ambiente, que rápidamente amplió sus servicios al incluir puesto de salud, agencia bancaria y suministro de alimentos, telas, confecciones, ahorro y crédito, capacitación microempresarial, etc. Con el apoyo de la Unión Europea, estos centros de servicios fueron llevados a invasiones específicas, como El Vallado (1985) y La Casona (1991).

Gracias al liderazgo de Jaime Carvajal S., en 1977 se creó el Programa de Desarrollo para Pequeñas Empresas, que ofreció capacitación, asesoría y créditos y cuyo impacto social llevó a que el gobierno nacional creara en 1984 el Plan Nacional para el Desarrollo de la Microempresa. Este programa se extendió también a los tenderos y en 1990 incluyó a los productores del campo. En 1994, estos servicios se fusionaron al surgir la Unidad Estratégica de Desarrollo Empresarial, que amplió su oferta de servicios a la pequeña y mediana empresa al desarrollar una Empresa de Financiamiento Comercial y el Fondo Regional de Garantías. A este proyecto se unieron otras fundaciones e instituciones de capacitación y de educación de la región.

La Fundación Carvajal desarrolla también programas de salud en unión de entidades extranjeras y de la Escuela de Salud de la Universidad del Valle. Igualmente, diseñó un Programa Integral de Mejoramiento Educativo para capacitar a dueños de colegios en áreas administrativas y técnicas y a los maestros en el campo pedagógico. También cuenta con un Programa de Radiodifusión que inició labores en 1976 gracias a la iniciativa de Amparo Sinisterra de Carvajal. En 1979 se transformó en la emisora HJSA en FM stéreo; en ella se divulga la música de los grandes maestros, la folclórica, el jazz, y programas educativos en asocio con otras entidades.