Septiembre de 2016
Por:
Credencial Historia

EL PRIMER REGLAMENTO

JUEGO DE PELOTA

El Telegrama, Bogotá, julio 21, 1892

Uno de los más populares juegos que hay establecidos en todos los colegios del extranjero, es el balón o football como dicen los ingleses. Este juego es higiénico, porque da fuerza, agilidad y robustez al cuerpo. El señor coronel Lemly lo acaba de establecer en la Escuela Militar. En seguida publicamos el reglamento que rige en dicho establecimiento para este juego, y lo hacemos para que tengan conocimiento de él los demás jóvenes en los establecimientos de enseñanza.

♦ ♦ ♦

1o. El Football (pelota de pie) se jugará en un espacio que sea cuando más de 180 metros de largo y cuando menos de 90 metros por 90 metros de ancho cuando más y 45 metros cuando menos. La longitud y la anchura deben demarcarse con banderolas y zanjas. Las extremidades serán señaladas con postes a 7 metros unos de otros y unidos por una traviesa a 2.50 metros de altura.
Tendrá dos bandos, cada uno de los cuales constará de un guarda-poste y de once a quince jugadores en cuatro filas, los que se colocarán en triángulos isósceles cuyas bases estarán dándose frente en el centro del campo del juego hacia cuyo centro darán frente los jugadores. La primera fila constará de 5 a 9 jugadores, la segunda de 1 a 2, la tercera de 2 a 3 y la cuarta de 1.
La circunferencia de la pelota será de unos 0.7 cs. Y con peso de 13 a 15 onzas.
El fin propuesto será pasar la bola el mayor número de veces por entre los postes de la extremidad y debajo de la traviesa.
Para empezar el juego se sorteará entre cuál de los dos bandos debe ser el preferido.

2o. Los favorecidos por la suerte tendrán derecho a elegir el puntapié o el lado en que se colocará su bando. El juego principiará desde el centro del lugar hacia la extremidad opuesta al bando que pertenece al que arroja la bola. El otro bando permanecerá a 8 metros de distancia de la bola hasta que ella sea lanzada con el pie, y ningún jugador de cualquier bando podrá pasar el centro del campo en dirección a sus opositores, mientras la bola no haya recibido el puntapié.

3o. Los lados sólo podrán cambiarse en la mitad del tiempo del juego. Después de haber ganado un fin el bando que pierde arrojará la bola, pero después de haberse hecho el cambio de que se ha hablado, la bola será arrojada por el lado opuesto a aquel por donde se principió y siempre de conformidad con el artículo 2o.

4o. Se ganará una extremidad o un límite cuando la bola ha pasado por entre los postes del fin y por debajo de la traviesa, sin haber sido arrojada ni con la mano ni con el pie por cualquiera de los del bando enemigo. Cuando la bola toca el poste del límite o la traviesa y retrocede, se considera como no arrojada; y cuando pasa el límite o toca la línea del fin, ya en la tierra o en el aire, está fuera de juego.

5o. Cuando la bola queda fuera del área, uno de los jugadores del bando opuesto a aquel que la arrojó, deberá botarla al campo del juego desde el punto límite por donde aquella salió. El tirador colocado con frente a dicho campo, botará la bola a lo alto, con ambas manos, y en cualquier dirección, y desde este momento ella quedará en juego. El que la botó no podrá jugar de nuevo hasta tanto otro jugador no lo haga.

6o. Cuando un jugador le dé con el pie a la bola, o la arroje hacia dentro del campo del juego desde fuera de la línea, cualquiera del mismo lado que al instante de arrojarla esté más cerca de la línea final de los opositores, quedará fuera del juego y no podrá tocar la bola ni verificar nada que impida a otro jugador hacerlo mientras aquella ha sido jugada, al menos que haya al momento de tocarla por lo menos tres de sus opositores más próximos a su propia extremidad; pero ningún jugador quedará fuera del juego en el caso de estar jugando en el rincón o cuando la bola es arrojada desde la extremidad o cuando el último que la ha tocado es un enemigo u opositor.

7o. Cuando la bola juega desde una extremidad por uno del lado opuesto, será arrojada con el pie por uno de los jugadores del bando a que esta pertenece, a distancia de 5 metros del poste límite más cercano; pero si fuere jugada detrás por cualquiera del lado cuya extremidad sea esta, un jugador del lado opuesto podrá arrojarla desde un metro de la esquina más próxima, pero en cualquier caso a ningún opositor se le permitirá acercarse sino a 5 metros de la bola mientras que esta no fuere jugada.

8o. Ningún jugador podrá llevar con la mano la bola, golpearla o manejarla bajo ningún pretexto, excepto en el caso de que sea el guarda-poste a quien, en la propia mitad de su zona, le será permitido hacer uso de las manos en defensa de su límite, ya pegándole, ya arrojándola, pero nunca llevándola. El guarda-poste podrá ser cambiado durante el juego; pero no habrá sino uno, y si abandonare el puesto, ninguno podrá reemplazarlo en su ausencia.

9o. En el primer golpe y en los casos previstos en los artículos 6o. y 7o. no se ganará con un puntapié aunque la bola pase por entre los postes y en toda caso corresponderá a otro jugador botarla primero.

10. No será permitido arrastrarse, saltar hacia un jugador, golpear, agarrar o empujar a su adversario. Ningún jugador puede atacar a traición a un opositor a menos que este dé el frente hacia su propia extremidad, y en la opinión del árbitro, aquel, en esa posición impide obstinadamente a su adversario.

11. Un árbitro puede ser elegido y su deber será decidir todo punto litigioso. Conservará un registro del juego y obrará como guardador del tiempo. En caso de que haya conducta reprobable de parte de alguno de los jugadores, el agresor o agresores se presentarán ante el árbitro quien los amonestará, y si la ofensa se repite, o en caso de una conducta violenta, el árbitro, sin una previa amonestación, podrá castigar al ofensor y podrá suspender el juego por oscuridad, confusión, interposición de los espectadores o cualquiera otra causa que considere justa.

12. En caso de una apelación, por supuesto infringimiento de las reglas, la bola estará en juego mientras se decide el punto.

13. Cuando el juego se suspendiere temporalmente, por cualquier causa, no habiendo ido la bola afuera del campo de juego, el juego volverá a restablecerse por el árbitro botando hacia arriba la bola y a donde el juego fue suspendido, y los jugadores de cualquier lado no podrán jugar la bola hasta que esta haya tocado tierra.

14. En el caso de violar cualquiera de las reglas 2a., 5a., 6a., 8a., 9a., 10a., tocará al bando opuesto arrojar la bola en el sitio en que el juego se suspendió y de acuerdo con las reglas 6a y 7a.

Los Campeones del Fútbol Profesional

1948- Santa Fe, Bogotá
1949- Millonarios, Bogotá
1950- Deportes Caldas, Manizales
1951- Millonarios, Bogotá
1952- Millonarios, Bogotá
1953- Millonarios, Bogotá
1954- Nacional, Medellín
1955- Medellín, Medellín
1956- Quindío, Armenia
1957- Medellín, Medellín
1958- Santa Fe, Bogotá
1959- Millonarios, Bogotá
1960- Santa Fe, Bogotá
1961- Millonarios, Bogotá
1962- Millonarios, Bogotá
1963- Millonarios, Bogotá
1964- Millonarios, Bogotá
1965- Cali, Cali
1966- Santa Fe, Bogotá
1967- Cali, Cali
1968- Unión Magdalena, Santa Marta
1969- Cali, Cali
1970- Cali, Cali
1971- Santa Fe, Bogotá
1972- Millonarios, Bogotá
1973- Atlético Nacional, Medellín
1974- Cali, Cali
1975- Santa Fe, Bogotá
1976- Atlético Nacional, Medellín
1977- Junior, Barranquilla
1978- Millonarios, Bogotá
1979- América, Cali
1980- Junior, Barranquilla
1981- Nacional, Medellín
1982- América, Cali
1983- América, Cali
1984- América, Cali
1985- América, Cali
1986- América, Cali
1987- Millonarios, Bogotá
1988- Millonarios, Bogotá
1989- Se suspendió el torneo por el asesinato de un árbitro.
1990- América, Cali
1991- Nacional, Medellín
1992- América, Cali
1993- Junior, Barranquilla
1994- Nacional, Medellín
1995- Junior, Barranquilla
1996- Cali, Cali
1997- América, Cali
1998- Cali, Cali
1999- Nacional, Medellín
2000- Once Caldas, Manizales

Los de más estrellas

Millonarios – 13
América - 9
Nacional - 7
Cali - 7
Santa Fe – 6
Junior - 4