25 de febrero del 2021
 
[1] María José Echeverri Uribe Fachada del Museo del Siglo XIX 2011, fotografía, 20 x 25 cm © Archivo Museo del Siglo XIX / María José Echeverri Uribe. [2] María José Echeverri Uribe Botica de los Pobres 2011, fotografía, 20 x 25 cm © Archivo Museo del Siglo XIX / María José Echeverri Uribe
Enero de 2021
Por :
Samuel León Iglesias* ** Investigador de la Curaduría de Arte del Museo Nacional de Colombia. **Agradezco a Ángela Gómez Cely por sus aportes a este texto.

El Museo del Siglo XIX memoria material que resiste al olvido

INGRESAR en el universo de los museos implica adentrarse en las más diversas y complejas formas de la curiosidad humana. Esto compromete la razón de ser de cualquier institución destinada a la conservación del patrimonio y a la exhibición del mismo. En la mayoría de los casos, dichas entidades se sustentan en una amplia gama de objetos, cuya naturaleza única permite que estos sean musealizables, es decir, susceptibles de ser coleccionados, tratados con distinción y estudiados desde una postura crítica. En este sentido, cada museo comporta una experiencia de coleccionismo, investigación, conservación, divulgación y disfrute ajustados a su propia esencia. En esta oportunidad, presentamos al Museo del Siglo XIX, sus orígenes, sus colecciones y los retos a los que se enfrenta para mantener viva una memoria material sobre una época relevante para la historia colombiana.

 

UNA CASA, UNA ÉPOCA, UN MUSEO

El Fondo Cultural Cafetero, entidad dedicada a la promoción y divulgación de manifestaciones artísticas relacionadas con museos y sitios históricos, compró una casa de estilo republicano en las inmediaciones del Palacio de Nariño a finales de la década de 1970. El objetivo de la adquisición fue doble. Por un lado, esta buscó responder al llamado del Gobierno de Julio César Turbay (1978-1982) para recuperar integralmente el sector cercano al Palacio de Gobierno. Por otro, la compra se efectuó para proporcionarle una sede definitiva y permanente al Fondo, entidad creada en 1973 por los Almacenes Generales de Depósito del Comercio (Almadelco) y el Banco Cafetero. El primer reto asumido por el Fondo –dirigido entonces por la historiadora y escritora Aída Martínez Carreño (1940-2009)– consistió en la restauración integral y adecuación de los diferentes espacios de la casa, inmueble edificado a finales del siglo XIX y que había pertenecido a una familia de ricos comerciantes entre 1880 y 1920. Esta situación orientó el proyecto de recuperación integral hacia un trabajo de investigación sobre el tipo de construcción y su periodo de uso doméstico (imagen 1).

Una vez la casa fue restaurada y el trabajo de investigación sobre la misma fue concluido, la directora, en compañía de la junta asesora del Fondo, se propuso lograr un objetivo más ambicioso: crear un museo que contara la historia de la casa en relación con la época durante la cual fue habitada. Consecuentemente, el Museo del Siglo XIX fue fundado el 14 de agosto de 1980. A partir de ese momento, sus colecciones se fueron incrementando y, con el tiempo, la casa se constituyó en una pieza central del museo. Ello debido a que sus salones se transformaron en salas de exposición permanente que reflejaban los ambientes burgueses de las residencias de finales de siglo XIX, así como su mobiliario y decoración interior (imágenes 2 a 4).

[3] María José Echeverri Uribe

Salón de moda

2011, fotografía, 20 x 25 cm 

© Archivo Museo del Siglo XIX / María José Echeverri Uribe

[4] María José Echeverri Uribe

Salón rojo

2011, fotografía, 20 x 25 cm 

© Archivo Museo del Siglo XIX / María José Echeverri Uribe

 

 

Al mismo tiempo que se incrementaba la colección, la investigación histórica efectuada en torno al siglo XIX y las tres primeras décadas del XX se manifestaba en libros sobre temáticas como la vida cotidiana, la cultura material, las expresiones artísticas, la historia de los medios de transporte y el café. Para la producción de estos volúmenes el museo contó con la colaboración de historiadores como Jaime Jaramillo Uribe (1917-2015), Pilar Moreno de Ángel (1929-2006), Germán Colmenares (1938-1990), Frank Safford (1935) y Malcolm Deas (1941). Los diferentes expertos escribieron varios de los libros publicados por el Fondo y asesoraron a la dirección del museo en la curaduría de exposiciones temáticas. Entre aquellas muestras sobresalieron algunas como Un siglo de moda en Colombia 1830-1930 (1981), Dionisio Cortés M. Escultor, 1863-1934 (1982), Mesa y cocina en el siglo XIX (1985) y Cartulinas de amor y cortesía: historia de la tarjeta postal (1990).

[5] Fabricante desconocido

Vestido de noche

Ca. 1925, seda bordada, lamé e hilos metálicos cosidos a máquina, 160 x 39 x 25 cm

Reg. 45

© Colección Museo del Siglo XIX - Fondo Cultural Cafetero / Ernesto Monsalve Pino

 

 

“DE TODO, COMO EN BOTICA”: LAS COLECCIONES DEL MUSEO DEL SIGLO XIX

El mismo año de fundación del museo, Aída Martínez Carreño inició el arduo trabajo de buscar piezas originales para la colección. Inicialmente, estas fueron ejemplares de la indumentaria propia de la época abordada por la institución. Para ello contó con la donación de prendas –en su mayoría femeninas– que pertenecieron a los ancestros de algunas de las familias distinguidas de las élites bogotana y santandereana (imágenes 5 y 6). El procedimiento seguido para estudiar cada vestido o accesorio estaba sustentado en un riguroso proceso de documentación, consistente en la investigación de la datación de las piezas, en el estudio de sus procedencias y usos y en la identificación de sus antiguos propietarios. Aquel proceso se complementó con la realización de entrevistas a los donantes y con la consulta de documentos tales como cartas, diarios, cuadernos de contabilidad, facturas de venta y fotografías. Esta revisión documental tenía como finalidad extraer la mayor cantidad posible de información que permitiera relacionar las prendas con su contexto de producción y utilización. Aquella metodología de catalogación e investigación estimuló el análisis de fuentes no convencionales para escribir la historia local. Asimismo, dirigió la atención de los historiadores de ese momento hacia nuevos campos de estudio como la moda, la cultura material, la gastronomía, la etiqueta, etc.

[6] Fabricante desconocido

Cubre-corsé, calzón, polisón y cofia

1880-1910, algodón cosido a máquina y calado a mano, 160 x 35 x 25 cm

Regs. 234, 235, 236 y 226

© Colección Museo del Siglo XIX - Fondo Cultural Cafetero / Ernesto Monsalve Pino

 

[7] Adolfo Dueñas Lenis (1845-1909)

El mediodía, La tarde y La noche

1899, óleo sobre tela, 136 x 96 cm cada uno

Inv. 115270, 115383 y 115379

© Colección Ministerio de Cultura - Museo del Siglo XIX / Ernesto Monsalve Pino

 

Junto con la conformación de la colección de indumentaria también inició la adquisición de piezas relacionadas con la vida doméstica del periodo transcurrido desde 1830 hasta 1930. Entre 1980 y el año 2000, el museo logró reunir una colección considerable de evidencias de la cultura material de aquel periodo. Dicho acervo se distribuía de la siguiente manera: 681 prendas originales confeccionadas entre 1830 y el siglo xx, 101 pinturas, 39 esculturas, 100 muebles, 174 objetos pertenecientes a las artes decorativas y 630 piezas de un conjunto integrado por miniaturas, dibujos, caricaturas, tarjetas postales y fotografías. En total, mientras que el museo ocupó la casa, su colección llegó a sumar alrededor de 1.725 piezas (imágenes 7 a 9). Esta gestión contó con el apoyo permanente de la economista y abogada Rosaema Arenas Abello, segunda directora del museo.

 

UN MUSEO VIGENTE PESE A LAS DIFICULTADES

El 11 de julio de 2011 el Museo del Siglo XIX cerró sus puertas al público. Sus patrocinadores, Almadelco y el Banco Cafetero, habían entrado en liquidación, respectivamente, en 1999 y 2010. Ante la falta de recursos para sostener el funcionamiento de esta institución museal, el Fondo vendió la casa al Estado colombiano, el cual la destinó como sede del Ministerio del Interior. Con el ánimo de no disgregar las diferentes piezas del Museo del Siglo XIX, el Fondo emprendió dos acciones para su salvaguarda: entregarlas en comodato al Ministerio de Cultura y celebrar un convenio de asociación con dicho ministerio. En razón de esta alianza, entre 2007 y 2011 el equipo del Museo Nacional de Colombia asesoró en lo concerniente a la conservación preventiva y actualización del inventario, registro y catalogación de sus colecciones. Asimismo, desde 2012 el Museo Nacional se ha encargado de la investigación, divulgación y exhibición de objetos representativos de las colecciones del Museo del Siglo XIX. Una de estas actividades fue la realización de la exposición El museo en el museo. Un lugar entre el XIX y el XX (2018), cuyo objetivo consistió en proponer al público un diálogo complejo entre la cultura material y los procesos de modernización que vivió el país entre 1880 y 1930 (imágenes 10 a 12).

[8] Fábrica de loza La Bogotana (1834-ca.1900)

Bandeja con dibujos de Ramón Torres Méndez

Ca. 1850, cerámica y calcografía, 35 x 45 x 3 cm

Reg. 1262

© Colección Ministerio de Cultura - Museo del Siglo XIX / Ernesto Monsalve Pino

 

[9] Fabricante desconocido

Juego de centro de mesa estilo Art Nouveau

Ca. 1910, mayólica, 43 x 30 x 21 cm cada uno

Reg. 1270

© Colección Ministerio de Cultura - Museo del Siglo XIX / Ernesto Monsalve Pino

 

Por su parte, el Ministerio de Cultura adquirió el compromiso de ubicar una nueva sede para el Museo del Siglo XIX, designándose para dicho cometido la casa natal del poeta Rafael Pombo (1833-1912), vecina del Teatro Colón de Bogotá. Aquel inmueble se encuentra actualmente en proceso de restauración y adecuación de manera que en un futuro pueda acoger a la entidad museal. Gracias a los esfuerzos realizados por las entidades culturales mencionadas, el Museo del Siglo XIX continúa siendo un lugar de evocación de una época fundamental en la consolidación política, económica y social de la república colombiana. Dicho esfuerzo también se manifiesta en la permanente labor de investigación sobre su colección realizada por varios estudiosos para el disfrute de los ciudadanos. §

[10] Ángela Gómez Cely

Piezas del Museo del Siglo XIX en la exposición El museo en el museo

2018, fotografía, 20 x 25 cm 

© Archivo particular

 

[11] Ángela Gómez Cely

Piezas del Museo del Siglo XIX y del Museo Nacional de Colombia en la exposición El museo en el museo

2018, fotografías, 20 x 25 cm 

© Archivo particular

[12] Ángela Gómez Cely

Piezas del Museo del Siglo XIX y del Museo Nacional de Colombia en la exposición El museo en el museo

2018, fotografías, 20 x 25 cm 

© Archivo particular

 

 

Bibliografía:

 

1 Félix Suazo, Umbrales de la Museología (Caracas: El Anexo-Arte Contemporáneo, 2013), 15.

2 Julia Rodríguez y Helena Saavedra, Reflexiones sobre Animación: experiencias pedagógicas en el museo (Bogotá: Fondo Cultural Cafetero, 1988), 9.

3 Rodríguez y Saavedra, Reflexiones, 10.

4 Ángela Gómez y Samuel León, “El Museo del Siglo XIX: una casa para un museo y un museo para la historia”, en El museo en el museo, un lugar entre el XIX y el XX (Bogotá, Museo Nacional de Colombia, 2018), 21-23.

5 Gómez y León, “El museo”, 15-17.

6 Aída Martínez, “Más allá de la palabra: experiencias y reflexiones sobre el uso de fuentes no escritas para el conocimiento de la vida material”, en Ensayos históricos (Bucaramanga: Universidad Industrial de Santander, 2012), 49-50.

7 Martínez, “Más allá”, 50.

8 Martínez, “Más allá”, 51.

9 Gómez y León, “El museo”, 18.

10 Gómez y León, “El museo”, 23.

11 Gómez y León, “El museo”, 23-25.

12 Gómez y León, “El museo”, 25.