10 de diciembre del 2018

EL RENACER DE VILLA ADELAIDA

A principios del siglo XX, numerosas familias bogotanas buscaron un lugar para vivir lejos del ruido de la modernidad. Lo encontraron en la localidad de Chapinero que, por ese entonces, era una zona rural. Lo hizo uno de los intelectuales más importantes de la época, Agustín Nieto Caballero, quien ostentó los cargos de ministro de Educación y rector de la Universidad Nacional. También se le recuerda como el fundador del tradicional Gimnasio Moderno. En 1919, Nieto le encargo al arquitecto antioqueño Pablo de la Cruz construir una casa para vivir con sus cinco hijos y su esposa. Quería una mansión de estilo 'ecléctico', a la que llamó Villa Adelaida en honor a su pareja. Tras años de abandono, esta casona, catalogada como bien de interés cultural de la nación, está siendo restaurada. Para 2019 estará convertida en un restaurante. 

 

*Lea la nota completa en nuestra edición impresa de noviembre de 2018.

+