Inicio / Tecnología

27 de Septiembre de 2011 - 12:07 pm

Soluciones para analfabetas electrónicos

Ser lo que se conoce como un analfabeta informático ya no tiene excusa posible. La tecnología actual es tan amigable que cualquiera puede tener acceso a ella. Aquí, algunos consejos básicos para ingresar a la nueva era de las máquinas.

Por Giovanna Chethuan

(Lo último en computadores ¿cómo usarlos?)

Escribir hoy una carta, ver y compartir una fotografía o leer las últimas noticias sin la ayuda de un computador es un cuento de ficción. Tanto teléfonos celulares como computadores portátiles han invadido nuestras vidas; sin embargo, el computador de escritorio sigue siendo una excelente herramienta para acortar distancias, agilizar el tiempo de distintas tareas y acomodarse a las nuevas tendencias. Para quienes aún no han logrado integrar esta máquina a su vida, presentamos unos datos básicos de qué equipo tener, qué sistema utilizar y cómo navegar por la web.

Primero, el equipo.
Lo mejor para empezar a usar un equipo es aprovechar los novedosos diseños que ofrece el mercado actual, los cuales sin duda harán más fácil y grata su experiencia. Es preferible que el hardware, o sea la parte física, incluya la menor cantidad de elementos; por eso los avances han permitido omitir la antigua torre llamada CPU y ahora integrarla a la pantalla.
Entre la oferta actual se destacan el C300 de Lenovo, el HP Touch Smart con pantalla táctil y el Vaio Serie L. No sobra recordar que los equipos Mac de Apple, pioneros en este concepto, son los mejores en cuanto a diseño y sistema, razón por la cual muchos usuarios prefieren esta marca. Un Mac, además de elegante, es práctico, se acomoda al usuario y tiene la ventaja de la seguridad que las demás marcas envidian. “Mac tiene una herramienta de seguridad que permite sacar más provecho del hardware sin tener que instalar todo un batallón de protecciones (antivirus, anti espías, corta fuegos, controles de navegación, etc.), afirma un ingeniero de sistemas.

¿Cuál es su necesidad?
Escritores, artistas, matemáticos, ingenieros, lectores, en fin, cualquiera que sea su actividad frecuente, sienten la necesidad de dominar un ordenador. Herramientas clásicas de Microsoft como Word permiten la redacción y edición de textos; Excel, la elaboración de gráficos y tablas; y Power Point, la realización de presentaciones con fotos, video y audio. Con dominar, no necesariamente a la perfección, estos tres programas pueden realizarse tareas integrales, aunque existen otros programas, como Windows Movie Maker, que hacen posible la elaboración de los famosos sonovisos, allí donde Power Point se queda corto.
Otra opción a tener en cuenta es el sistema operativo. Microsoft ofrece varias versiones, de las cuales las últimas no necesariamente son las mejores. Algunos ingenieros de sistemas aseguran que el sistema operativo más estable y recomendable es MS Windows XP Service Pack 3 porque ha madurado lo suficiente para asegurar continuidad, seguridad y confianza al usuario.

Sáquele ventaja.
Un anónimo dijo una vez que “la computadora es la herramienta más sorprendente que hayamos ideado; es el equivalente a una bicicleta para nuestras mentes”. Y la mejor forma de correr en esa bicicleta para llegar a lugares inimaginables es dejar el miedo a un lado y aprovechar las herramientas que ofrece la tecnología.
Internet es un mar de sensaciones, conocimientos, ideas e información; por eso, si usted quiere aprovecharlo todo, lo mejor es tener un buen navegador, o sea el programa que le permite entrar a cualquier página web. Aunque Firefox es el mejor según la revista Forbes, recomiendo para los principiantes instalar Google Chrome, pues es más liviano, fácil de manejar y no tiene tantas aplicaciones que, sin dejar de ser útiles, tal vez no sean tan necesarias al principio para quien sólo quiere entrar a revisar el correo o leer la prensa.

La página del mes

last.fm
Porque es una red social, una radio vía internet y un sistema de recomendación de música, todo en uno. Allí cada quien puede hacer amigos a partir de sus gustos musicales (y hasta políticos), escuchar canciones que no se encuentran en todas partes (se dice que tiene uno de los mejores catálogos on line) y recibir, según sus preferencias, recomendaciones de grupos y canciones. Los nuevos artistas pueden ‘montar’ allí sus creaciones y, si bien no todos los servicios de la página son gratuitos, el número de canciones que se puede descargar sin un solo peso es bastante grande.