Inicio / Actualidad

05 de Junio de 2012 - 11:28 am

Cuando el color se vuelve emoción

Seamos sinceros: por encima del cilindraje y el tipo de motor, lo que nos mueve a la hora de comprar un carro es nuestro gusto por cierto color. Les pedimos a los especialistas de las grandes marcas que nos hablaran de la importancia de la pintura en la industria automotriz y nos revelaran los próximos lanzamientos.

Por Daniel Medina G.

(Lo que llamamos color de la luz es en realidad una forma de energía electromagnética con longitudes de onda diferentes)

Según la firma DuPont (uno de los referentes mundiales en el tema de pintura automotriz), por cuenta de la globalización las tendencias del color están convergiendo en todas las latitudes. Si bien en Norteamérica el otrora imbatible plata dejó de ser el preferido para ceder terreno a los tonos negro, blanco y rojo (mientras que en Europa el negro y el blanco son los amos y señores desplazando al rojo), en Suramérica la preferencia por el blanco y el negro en sus distintas variantes está creciendo, sin hacerle mella, eso sí, al plata, el más solicitado.

Es evidente cómo la moda y otros gustos influyen en los colores seleccionados por los consumidores. De ahí que casi el cincuenta por ciento de todos los vehículos vendidos en Turquía, por ejemplo, sea blanco; que para la mayoría de los conductores en Noruega, Portugal, Alemania y Rusia, el negro sea la mejor opción, y que en Irlanda, Rumania, Finlandia, Polonia y Suecia la gente se incline más por el plateado. El color negro puede percibirse como más fino, lo que representa un valor adicional para su dueño, y el plata, considerado por muchos un color muy resistente, puede mantener una mejor apariencia por más tiempo sin requerir mayor atención.

Alfa Romeo: más allá del rojo

En Colitalia, representantes de Fiat y Alfa Romeo, consideran que al momento de adquirir un automóvil, además de la tecnología, la potencia o la seguridad, el color es un tema determinante. Conscientes de ese factor, investigan qué colores funcionarán en los diferentes mercados donde tienen presencia. Creen, además, que un color puede resaltar ciertas características de un carro más que otro, haciéndolo lucir más juvenil, deportivo, femenino, robusto, elegante o imponente. Tanto en Fiat como en Alfa Romeo seleccionan los colores de sus modelos siguiendo las tendencias del mercado, teniendo en cuenta que los colores vivos son los más buscados por el consumidor. Sin embargo, les gusta innovar con nuevas tonalidades sin dejar de lado los clásicos negro y plata, colores sobrios que resaltan el estilo de sus vehículos. En Alfa Romeo el color insignia es el rojo Alfa, característico de la marca por ser elegante, apasionado y deportivo, mientras que en Fiat el tono más característico es el rojo Alpine, un matiz impetuoso que se identifica con la personalidad de la marca. En sus vitrinas también es muy solicitado el azul, más amigable que el negro por la sensación que da de confianza y tranquilidad, así como el blanco, por su aspecto pulcro, alegre y fresco. La tendencia para el futuro seguirá muy arraigada a los colores metalizados pero con matices, dependiendo de la luz a la que estén expuestos.

Hyundai: por la diferencia 

La consigna de Hyundai es ser diferentes, tanto en colores como en diseños. Eso quedó en evidencia desde hace quince años cuando lanzaron en Colombia su exitoso Accent en colores plastilina (palo de rosa, lila, novelia), y se ratifica ahora en sus modelos deportivos, como el Veloster y el Génesis Coupé, disponibles en verde manzana, naranja, amarillo y azul eléctrico, con los que buscan reflejar la personalidad de su público objetivo. Por supuesto, según la demanda del mercado y el segmento al que vaya dirigido uno u otro modelo, la paleta de colores también varía. De ahí que sus sedanes de alta gama, como el elegante Azera, puedan adquirirse en colores clásicos como blanco, negro o azul. De hecho, los tonos que más comercializa Hyundai en nuestro país son los platas, grises, negros y blancos, aunque en su gama deportiva los colores encendidos tienen buena acogida. Según ellos, con el paso del tiempo los acabados exteriores van a evolucionar al ritmo de los diseños fluidos de sus autos, haciéndolos más atractivos y eficientes en consumo de combustible.

Chevrolet: una gama inmensa

Esta marca maneja una amplia gama de colores, pensada para cumplir con los gustos y las preferencias de los clientes. Dentro de su oferta se encuentran ocho tonos principales, que se pintan de manera simultánea en la planta de ensamble (blanco, plata, beige, azul, verde, gris, negro y amarillo, este último, para taxis). Más recientemente introdujeron el verde coctel, muy famoso en el modelo Spark GT, aunque también existe otra gama de colores muy particular para sus modelos insignia como el Camaro: rojo, amarillo, azul e incluso blanco. También han sido testigos del fuerte incremento en los negros y grises oscuros, como el que ostenta la Van N300 Move Pasajeros, su lanzamiento más reciente, dirigida a los empresarios del transporte, que se destaca no sólo por la sobriedad de su estampa ―también la hay en blanco― sino por su gran relación costo/beneficio. Según Chevrolet, en el curso de los próximos años veremos al blanco desplazando al plata, y además se vislumbran tonalidades muy arriesgadas de azules y verdes metalizados, que emulan los colores de la naturaleza, dándole un toque especial a los vehículos. 

Mazda: blanco, plata, gris…

Para la CCA, fabricante de Mazda en Colombia y primera en traer al país la pintura metalizada, nuestro mercado se ha caracterizado por ser muy conservador cuando de colores se trata. De ahí que los más ‘sobrios’ y/o ‘elegantes’ sean los más exitosos. En la actualidad, los colores que más venden son los claros, con el blanco a la cabeza (40%); le siguen los plateados (30%), después los grises oscuros y negros (18%), luego los rojos (8%) y finalmente los azules (4%). Cuando se realizan lanzamientos de nuevos modelos, como el del Mazda3 All-New, con una apariencia más deportiva por cuenta de sus acertadas mejoras estéticas, a veces se incluyen nuevos colores llamativos que ayudan a promover y resaltar el vehículo. Sin embargo, estos tonos no son de gran volumen y se ofrecen durante un tiempo relativamente corto. Para Mazda, los colores que tradicionalmente han gustado menos son los verdes, y los que más, los plateados; los más delicados son los oscuros, pues fácilmente revelan cualquier defecto en su superficie, y los menos ‘sucios’ son los claros; los más difíciles de retocar son los metalizados, a diferencia de los planos que no traen partículas metalizadas, y los de mayor espesor son los rojos, amarillos y blancos, que requieren más pintura para cubrir la base. En Japón el color más difundido es el blanco, pues se considera más resistente a la intemperie por concentrar menos el calor de los rayos solares.

Ford: colores para dar gusto

En Ford, la premisa es esforzarse para lograr los mejores negros, platas, blancos y grises. Aseguran que cuando la gente mira un vehículo, lo primero que ve es el color, les dice cómo luce y si realmente refleja su personalidad. El cuarenta por ciento de los compradores declina su intención si no encuentra en vitrina el color de su agrado, y es por eso que los productores se esmeran en analizar las tendencias de moda, realizan pruebas extensas y desarrollan nuevos procesos de pintura que aseguren que sus vehículos luzcan muy bien aún después de soportar condiciones extremas. Como resultado, los diseñadores de Ford están empujando los límites de los colores para hacerlos más interesantes al público, logrando así tonalidades como el Negro Tuxedo (presente en sus camionetas Explorer y que incorpora partículas de vidrio en lugar de metal), y las nuevas capas de barniz con las que se logran colores como el exitoso Rojo Caramelo, de gran acogida en el modelo Fiesta.

Audi: arte y cultura 

Los diseñadores de Audi son apasionados por el arte y la cultura, de manera que se inspiran en trabajos como el del pintor Casper David Friedrich a la hora de crear y buscar nuevos colores. Igualmente son observadores de elementos de la naturaleza como la madera oliva y el bronce en todas sus expresiones, de donde se originan los colores metalizados únicos de Audi, que se pueden apreciar en toda su gama de modelos, como el impresionante A4, su más reciente lanzamiento en el país. Por tratarse de una marca de lujo, los gustos de sus clientes en materia de colores son diversos y específicos y son atendidos como tales, según lo que escojan, teniendo siempre presente que la atracción del color es una invitación a la belleza, la pasión y la emoción. De acuerdo con sus representantes ―VAS Colombia―, los matices del mañana en Audi serán pinturas que cambian de color dependiendo de la hora del día. Podrán ser blancos en la mañana, al mediodía cambiar a gris metalizado y por la noche tornarse negro brillante. Esto se logra gracias a la nanotecnología, en la cual la marca ya trabaja.

Mercedes Benz: flecha de plata

Desde 1930, el plata siempre ha sido un color ganador para la marca Mercedes Benz, no sólo por lo que ha significado en términos de ventas globales, sino especialmente por cuenta del éxito deportivo obtenido por sus bólidos, apodados ‘flechas de plata’ en el circuito del Grand Prix de aquel entonces. Orgulloso de su herencia vencedora, el fabricante alemán consagró este como el color primario de la marca, el Arrow Silver, que se ha reproducido a lo largo y ancho del planeta plasmando en cada Mercedes Benz ese espíritu de calidad característico de la marca, y que en modelos como la nueva Clase M resulta además emocionante, exclusivo y poderoso. Combinando el confort y el lujo de un sedán con la aptitud todoterreno y la emocionalidad de un SUV, la nueva ML 250 CDI ubica el listón de su segmento muy en alto, ratificando a Mercedes Benz como uno de los líderes indiscutibles de la industria.

BMW: entre la tradición y las innovaciones

Fiel a sus orígenes, BMW lleva con orgullo en su logotipo el azul y el blanco de la bandera bávara, demostrando respeto por la tradición, vocación que plasma además en sus diseños y elecciones de color. Sus seguidores se identifican con ello y por eso los grises y plateados son los matices más buscados por cuenta de su sobriedad, elegancia y fácil mantenimiento. Aunque el color que menos les solicitan es rojo, debido a que puede ser menos compatible con la mayoría de sus clientes, acaban de lanzar su nuevo Serie 3 en tres colores de campaña: rojo Melbourne, azul imperial y havanna (café). En sus comienzos, hacia mediados de los 70, este carro debutó en tonos anaranjado y verde brillante, que causaron furor; por cuestión de tendencias no se volvieron a ver hasta ahora, cuando un color llamado valencia orange entró en escena en modelos de última generación, como lo son el Serie 1M Coupé y la X1. La llegada de los autos eléctricos e híbridos bajo la nueva marca BMWi propone una serie de nuevas tecnologías, el uso generalizado de la fibra de carbono y el desarrollo de nuevos colores, igualmente revolucionarios. 

               

Citroën: de etiqueta

Tal como lo afirma su eslogan ‘Creative Technologie’, el diseño es un elemento vital y el color hace parte de él. El fabricante francés tiene para cada carro un equipo de diseñadores que se encargan de seleccionar cuidadosamente los colores por producir, acordes a la arquitectura misma del vehículo. Así se evidencia en su más reciente lanzamiento en nuestro país, el nuevo DS4, vehículo que aproxima los atributos de un SUV con los de un coupé pero de cinco puertas (tres conceptos en uno), que para su introducción se vistió de etiqueta con un blanco nacaré, especie de tono ‘hueso metalizado’. A lo largo del tiempo, la marca se ha identificado con distintos colores. Inicialmente fueron los tonos oro y azules, recurrentes en su modelo Saxo, después en los 80 renovó su imagen usando el rojo, el blanco y el negro, y en la actualidad, el rojo, el blanco y el gris aluminio son los matices que reflejan su nueva imagen corporativa. Aunque el auge de un color depende de la región donde se comercialice, en general el tono más vendido por Citroën es el gris alluminium, dada su buena salida comercial y su resistencia al maltrato. 

Suzuki: pura emoción 

Para la gente de Suzuki, marca japonesa que a partir de este mes se lanza de nuevo en Colombia, representada por la gigante chilena Derco, la gente es uno de los elementos más importantes, siendo sus emociones, personalidad y valores lo que se busca reflejar en los colores de los productos. El ‘color de batalla’ de su portafolio, integrado por los modelos Swift, SX4, Grand Vitara y Jimny, y más adelante por el Alto, el Celerio y la minivan APV, será el tono plata, aunque ofrecerán una amplia gama de opciones de color según la categoría. Así, los tonos más llamativos como el rojo y el azul estarán presentes en sus modelos compactos, mientras que el negro, plata y gris predominarán en sus SUV. De acuerdo con su experiencia, los colores transmiten emociones y son muy importantes en los temas de identidad corporativa, de ahí que su color insignia sea el azul Takumi (azul oscuro). Pensando en el futuro, Suzuki está desarrollando nuevas opciones de color que satisfagan otro tipo de nichos, con acabados mate, combinaciones especiales, e incluso pinturas con mayor rango de variación en función de la luz. 

Volkswagen: los sensoriales

En esta casa le atribuyen un carácter muy sensorial a los nombres de sus colores (blanco candy, café caramelo, gris pimienta o azul tempestad), para lograr un mayor impacto que trascienda los sentidos. Esta es una de las razones por las que su modelo Gol Voyageha registrado gran demanda, especialmente en su color blanco cristal. Los representantes de Volkswagen aseguran que el papel del color es tan importante que opaca o destaca el diseño de un auto, de manera que el tono debe cumplir una función de doble identidad: se debe identificar con la personalidad del vehículo y con el tipo de persona que lo compraría. No en vano, hay clientes que esperan semanas por su color preferido. Como buen alemán, los colores de cuna de Volkswagen son el blanco y el azul, aunque el que más facturan es el plata riflex por ser de fácil reventa e identificarse indistintamente con hombres y mujeres sin distingo de edad. Ofrecen un color naranja Atacama en su divertido modelo CrossFox, combinación de city car y SUV que está llamando la atención de muchos conductores de espíritu joven. 

                      

Nissan: tonos para los que buscan elegancia 

La selección de colores en la marca Nissan se hace dependiendo del grupo objetivo al que vayan dirigidos los carros. Por ejemplo, para el nuevo modelo Juke, recién presentado en sociedad como pionero del segmento Sport Crossover, escogieron una paleta de colores en general sobria (blanco, negro, azul y gris), especial para los ejecutivos que buscan elegancia en un carro, pero con un toque deportivo. Sin embargo, también incluyeron el rojo por su poder de atracción, que le pega muy bien a esta exótica camioneta que se sale de las líneas convencionales. Igual sucede con sus modelos compactos como el March, disponible en colores fuertes como el azul o el rojo, que transmiten un grado elevado de energía y dinamismo, siendo por demás los colores predilectos entre los jóvenes. El color con mayor demanda en Nissan es el plateado, por la sensación que despierta de elegancia, distinción y modernidad, lo que no ocurrió en algún momento con unas camionetas en tono azul claro, que tuvieron que ser pintadas de nuevo pero de azul oscuro, para llamar así la atención de los clientes.

Toyota: la creatividad no tiene límites 

Los representantes de Toyota afirman que ‘entre gustos no hay disgustos’. Sin embargo, aunque algunos colores son más apetecidos y más comercializados que otros, el plateado, el gris y el blanco son los que sus clientes más solicitan y compran, a diferencia de los azules, rojos y dorados, que son los menos comunes. Por eso eligieron el blanco perlado y el plateado metálico como principales matices para el Prado 5 Puertas y el Prado Sumo respectivamente, sus lanzamientos más recientes en el mercado colombiano: brillan no sólo por su acabado sino principalmente por su comodidad, tecnología y fortaleza a toda prueba. Los ingenieros de la marca en Japón, responsables de la paleta de colores, son también los encargados de soñar con el futuro para crear cada día una carta de matices mucho más amplia e innovadora, aplicando aquello de que ‘la creatividad no tiene límites’ como sólo ellos lo suelen hacer.

¿Sabía usted que...?

Según Mahendra Dassanayake, diseñador de Ford Motor Company, el cerebro no ve el color. Lo que llamamos color de la luz es en realidad una forma de energía electromagnética con longitudes de onda diferentes. Ciertos niveles o combinaciones de enzimas son activados por la luz en el cerebro. Estas enzimas provocan respuestas emocionales en el cuerpo, que reconocemos como estados de estrés, tranquilidad o felicidad. Las emociones se crean sobre la base de las secreciones de estas enzimas, que se asocian con determinadas longitudes de onda de la luz (colores). 

 

 

Desde los años 20 los bólidos de competición italianos Alfa Romeo, Maserati, Ferrari y Abarth usan el ‘rojo carrera’ (rosso corsa), color tradicional de competición de Italia, siguiendo lo estipulado por las organizaciones del automóvil de entonces que posteriormente se convertirían en la FIA. De acuerdo con ese esquema, los carros franceses eran azules, los alemanes blancos y los británicos verdes.








 




 

  • Comparte este artículo:

En este árticulo se habla de:Actualidad, Autos, Colores,