Conversación con el protagonista de ‘Violetta’, la nueva serie de ‘Disney Channel’, un joven galán que seguramente enloquecerá a todas las jovencitas de Latinoamérica.

Por Nicolás Cadena

(Fotografías Disney Channel)

Su aparición en la película de Disney fue un sueño hecho realidad, un sueño, que un día añoró cuando niño y que gracias a sus padres se ha ido fortaleciendo hasta el día de hoy. Este mexicano, apasionado por la música y el fútbol, considera que alcanzar sus metas no ha sido nada fácil, y que haber estado en el reality que lo llevó al estrellato ha sido la mejor escuela por la que ha podido pasar. Allí, bajo la presión del tiempo y los shows semanales, logró sacarle provecho a todos los consejos que le dieron los maestros con los que tuvo clase. 

1. ¿Cómo entro al mundo de la televisión?
Todo comenzó como un sueño. Cuando era niño siempre quise hacer esto. Al finalizar la secundaria surgieron castings, y hubo uno en especial que era para
High School Musical Latinoamérica. Entré y quedé, y mi vida dio un giro completo, fue perfecto. Esto fue hace cinco años y hasta la fecha sigo trabajando con Disney y estoy muy feliz.

2. ¿Qué fue lo mas difícil de estar en el reality antes de pasar a ser seleccionado para el programa High School Musical?
Bueno, había mucha presión encima porque yo debía presentarme cada semana para dar un concierto. Era una competencia dura contra los otros chicos que eran más grandes que yo, pero la verdad me divertí mucho, trataba de tomar las cosas relajadamente y de dar lo mejor que podía y divertirme, porque cuando uno deja de disfrutar las cosas no salen bien.

3. ¿Qué fue el reality para usted?
Fue una escuela donde me enseñaron muchas cosas, algo complicado donde el trabajo fue duro y donde los maestros eran muy buenos. Para mí fueron unas clases ‘exprés’.

4. Para interpretar el papel en High School Musical exigían muchas dotes artísticas, como el baile, el canto y otras más. ¿Cómo se preparo para este desafío?
La verdad es que yo desde chiquito canto. Me gustaba cantar por gusto más que por profesión, era un hobby, inclusive un poco vergonzoso. La verdad nunca tomé clases de canto hasta que entré a High School; había tomado clases de guitarra y aún la sigo tocando y creo que esto me pudo haber ayudado bastante. De actuación había tomado antes un taller de teatro con mi mamá. Lo que para mí fue un desafío en el momento que estuve en High School Musical fue el baile porque yo no bailaba nada y realmente me daba mucha vergüenza. En High School Musical aprendí a bailar con un gran maestro y la verdad es que me enamoré del baile y se ha convertido en otra de mis pasiones.

5. ¿Cómo era Jorge Blanco antes de saltar a la fama?
Antes era muy callado, de muy pocas palabras, inclusive la gente pensaba que yo era mala onda, vivía muy apenado y achicado, me miraba como una persona débil, insegura y yo creo que la experiencia de trabajar en Disney me ha ayudado mucho más: ahora me gusta hablar con la gente, se me ha quitado la vergüenza. Lo único que no he podido cambiar es que soy muy poco distraído.

6. Y hablando de su papel en Violetta, la nueva historia de Disney, ¿León se parece en algo a Jorge blanco?
No se parecen mucho. León es un poco más arrogante y de carácter fuerte, pero podría decir que me parezco mucho a León por el lado de la pasión por la música, porque León también es cantante y músico, él toca el piano, y también por el lado de que es comprensivo, justo y romántico: yo también me considero una persona romántica.