Bogotá

Bogotá, Distrito Especial

Por su irresistible poder emocional y la originalidad de su música, Wozzeck es una de las óperas más apreciadas del siglo XX. El rol protagónico, a cargo del barítono Peter Mattei, muestra a un soldado vulnerable y maltratado por sus congéneres en un mundo de posguerra incierto y sin valores.
  • La novela es una ficción basada en hechos reales. ¿En dónde y cómo conocieron la historia original?
  • Aunque usted es de Bucaramanga, tiene un ‘sabor’ y un ‘dejo’ muy costeño en sus interpretaciones. ¿De dónde viene esa vena especialmente vallenata?
No parecía haber ninguna novedad. Ya desde comienzos de 2018 se había especulado con la posibilidad de que Donald Trump no llegaría a finales de ese año en el cargo. Por ese entonces, la investigación sobre su posible participación en una supuesta trama con Rusia para hackear el sistema informático del Partido Demócrata, antes de las elecciones, lanzaba las primeras especulaciones sobre un impeachment. Pero el año terminó, así como la investigación, y Trump siguió despachando desde la Oficina Oval.
 
  • ¿Cómo se involucró con esta industria? ¿Viene de una familia de aficionados a la aviación?
Por primera vez en la historia del Metropolitan Ópera de Nueva York, llega a sus salas la ópera del compositor estadounidense Philip Glass, Akenatón. Una obra inspirada en el ambicioso faraón que impuso, en el antiguo Egipto, el culto monteísta en torno del dios Atón, en reemplazo de las númerosas de las numerosas deidades que adoraba tradicionalmente la nación.
  • En la Medellín de su juventud lo que más se escuchaba era el tango, los boleros y la ranchera. ¿Cómo fue que la salsa lo sedujo?
Una historia de amor entre Medora y Conrad, joven que por fuerza del destino se convirtió en corsario. Juntos deben vencer a villanos como el riquísimo Seyd Pasha, que insiste en comprar a la joven, a pesar que no esté en venta. El coreógrafo Alexey Ratmansky, uno de los más importantes renovadores del ballet en el siglo XXI, reconstruyó esta obra a partir de coreografías de Marius Petipa, el padre del ballet imperial del siglo XIX. Con escenas famosas por su virtuosismo como el pas de trois de las odaliscas.