Bogotá

Bogotá, Distrito Especial

UNO DE los mayores temores que provocó la decisión de la Corte Constitucional en junio pasado de levantar la prohibición absoluta de consumir sustancias psicoactivas en espacios públicos (en sentido estricto, desde un café hasta una papeleta de basuco) es que esa permisividad induzca al consumo masivo y recurrente, dé mal ejemplo a los menores y derive en caos social ante la idea de que los consumidores se vuelvan delincuentes.
Reconocido por su disciplina, este barranquillero se ha convertido en uno de los nuevos talentos de la música urbana con mayor proyección de la época. Su más reciente lanzamiento llega bajo el sello Neon16, la incubadora de talentos que ha tomado la dirección de su carrera musical, y la compañía musical Interscope. 
 
 
  • ¿Qué le llamó la atención de Perry Mason y cómo se involucró? 
Para nadie es un secreto que el cuidado, la limpieza y la hidratación de la piel debe ser una prioridad en la rutina de cualquier persona en el mundo, sin embargo, en la mayoría de casos, suele pasarse por alto por pereza, desconocimiento, o, comunmente, falta de tiempo. Según expertos de la compañía Foreo, es clave entender que todas las personas son diferentes, y, teniendo en cuenta eso, las
Para esta ocasión, el Festival Canta y Encanta, que por años se ha realizado en Medellín, se celebró de manera virtual con más de 40 agrupaciones que participaron desde sus hogares en todo el país. El evento contó con la participación de niños, niñas y jóvenes artistas invitados para reunirse alrededor de las artes escénicas y las músicas colombianas. 
 
EL COMMODORE VIC-20 no parece un computador. Se ve como una máquina de escribir de los años ochenta, o como una vieja caja registradora. Ni pantalla tiene. Cuando se usaba, se le debía conectar un televisor para, ahí sí, esperar a que sus 5 kilobytes de memoria RAM produjeran, con esfuerzo, su magia de ocho colores y primitivos caracteres digitales. Obsoleto, sí. Pero en 1980 el VIC20 era ‘el último grito de la moda’ en el universo de la computación, entonces incipiente.
NECESARIAMENTE hay que empezar con un lugar común, que por común no deja de ser verdad: la música es un misterio. Claro que es sonido organizado, o desorganizado, que pretende conmover, emocionar, excitar, o lo que quiera el compositor. Pero que, al contrario de las demás artes, necesita de un intermediario, el intérprete, que convierte en sonido las notas impresas sobre el papel pautado. Algunos son escrupulosos. Otros lo son menos. Los hay tan audaces que lo tergiversan todo. También mediocres, aburridos, vulgares, inteligentes, inspirados, etcétera.
CUALQUIERA pensaría que un enemigo común a todos los seres humanos –uno de la talla de una pandemia– sería suficiente para calmar los fervores ideológicos de las sociedades polarizadas y, con ello, unir a la especie en torno a su bienestar. Pero no: la COVID-19 está lejos de producir ese consenso.
NO CONOCÍA el cine. Nunca se había parado frente a una cámara. Aun así, Antonio Bolívar estuvo a punto de ganar un Óscar al encarnar a Karamakate, un poderoso chamán que guio al etnobotánico
EN EL imaginario colectivo que ha creado el cine a lo largo de su historia, asociamos la figura del vaquero con aquel hombre que, montado en su caballo, recorre unas llanuras inmensas. Su figura se ve a lo lejos, cerca del ocaso, con un sol que, como telón de fondo, brilla con fulgor. Jinete y caballo avanzan desafiantes hacia una cita, como en el viejo western. A la hora señalada, deberán saldar una deuda o cobrar venganza.