22 de agosto del 2019

Bogotá

Bogotá, Distrito Especial

La guerra tiene muchas aristas; algo que tiene claro el director colombiano Alejandro Landes (Cocalero, Porfirio), quien decidió hacer un acercamiento, desde lo humano y no desde lo ideológico, sobre los modernos conflictos irregulares que aún persisten en muchas partes del mundo. “Con tantos frentes de batalla, tratamos de que no fueran identificables para que no se sepa desde qué lado se pelea, porque la guerra es igual, no importa el lado”.

 

En palabras de María Claudia López Sorzano, secretaria de Cultura, Recreación y Deporte, este evento es un espacio en el cual "la Alcaldía de Enrique Peñalosa le regalará a la ciudad, en una de las fechas más emblemáticas, el cumpleaños de Bogotá y la conmemoración de 200 años de la Independencia, un concierto en el que queremos mostrar la diversidad cultural del país, con la orquesta de todos, la Orquesta Filarmónica de Bogotá, y 12 artistas de primera línea”. 

 

Dentro de los artistas invitados estarán:

Breve historia de las columnas de opinión: fue a principios del siglo XX cuando las páginas editoriales se volvieron las principales páginas de los periódicos –y se llenaron, aquí en Colombia, de voces irrepetibles que tendrían que ser releídas–, pero fue apenas en los setenta cuando empezó a volverse común que las columnas fueran independientes de sus medios: que el oficio del columnista fuera el de escribir lo que se piensa tal como se piensa.

La respuesta es sí. Todo cambia en la vida de Alain cuando sufre un derrame cerebral que frena su brillante carrera profesional y le genera problemas en el habla y la memoria. Con la ayuda de una brillante terapeuta llamada Jeanne, empieza a conocerse y a reconstruirse, dándole pie a una nueva vida. Inspirada en la vida real del ex-director de Peugeot, Un hombre en apuros es una historia imperdible para todos los que viven esclavizados al arduo ritmo de las compañías modernas.
 

 

El día que aceptó la invitación del técnico Raúl Mesa para subirse en una moto y acompañar, junto a él, a los ciclistas que competían en una carrera entre Medellín y Yarumal, Jorge Ovidio González supo a qué se dedicaría el resto de su vida. “Quiero ser alguien en el ciclismo”, pensó.

 

El día que aceptó la invitación del técnico Raúl Mesa para subirse en una moto y acompañar, junto a él, a los ciclistas que competían en una carrera entre Medellín y Yarumal, Jorge Ovidio González supo a qué se dedicaría el resto de su vida. “Quiero ser alguien en el ciclismo”, pensó.

 

SOBRE TODO, debe ser correcta la proporción entre carne y trigo: el doble de lo primero que de lo segundo. Mucha hierbabuena picada y, finalmente, esa particular medida de sal y de pimientas –negra y dulce–, tan difícil de describir para quienes la intuyen a ojo limpio. Desde finales del siglo XIX, cuando el primer comerciante de apellido Meluk abandonó su Siria natal para dar a las costas chocoanas, los hogares de su descendencia en Colombia huelen, frecuentemente, a kibbeh en preparación.

Todos eran mis hijos es un drama familiar de la postguerra donde, una vez más, el fantasma del sueño americano se pone en tela de juicio.

Al ritmo de los más grandes éxitos de su carrera musical, el cantante, junto a su orquesta 4.40, descrestará y pondrá a bailar al público. Además, en esta nueva gira el dominicano explorará géneros distintos a los que ya tiene acostumbrados a sus espectadores. El jazz, el funk, y la música electrónica son algunos de los que harán parte de su show, además del merengue y la bachata, por supuesto. 

 

El Bosque sobre el Bosque, las sombras de Humboldt, es una producción musical que conmemora los 250 años del nacimiento de Alexander Von Humboldt y es producida  por la  Fundación Orquesta Sinfónica de Bogotá, en coproducción con el Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo y el apoyo de la Universidad del Valle.